https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Veintiseis cardenales amarillos fueron liberados en La Pampa

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, en un trabajo conjunto con el Ministerio de Producción del gobierno de la Pampa; el Laboratorio de Ecología y Comportamiento Animal de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires; la Fundación Temaikèn y la organización Aves Argentinas liberaron 26 cardenales amarillos en la estancia “La Colorada” ubicada al sudoeste de la ciudad de Santa Rosa, en La Pampa.

Los ejemplares provenían del comercio ilegal de fauna por lo que fueron decomisados en procedimientos llevados adelante por la cartera ambiental. Cabe recordar que esta es una especie autóctona que se encuentra categorizada en peligro de extinción y que forma parte de las especies prioritarias identificadas por el Plan de Acción Extinción Cero que impulsa el Ministerio encabezado por Sergio Bergman.

Durante la liberación de los ejemplares de Gubernatix cristata —tal es su nombre científico—, Santiago D´Alessio, director de Fauna Silvestre y Conservación de la Biodiversidad del Ministerio de Ambiente señaló que “esta no es una liberación más de ejemplares provenientes del comercio ilegal. La importancia de este evento radica en que por primera vez en la Argentina se realizará un seguimiento de cardenales amarillos provenientes de incautaciones luego de su liberación, para lo cual se les ha colocado un radiotransmisor”. “Esto permitirá conocer si se reinsertaron bien en su hábitat —donde ya existe una población de cardenales—, lo cual nos ayudará a los organismos de gestión ambiental a la hora de tomar decisiones sobre el destino de las aves decomisadas”, dijo D`Alessio. Asimismo, valoró el trabajo mancomunado de los distintos referentes para preservar esta especie.

Las aves fueron rehabilitadas por Fundación Temaikèn y fue el Laboratorio de Ecología y Comportamiento Animal de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales quien extrajo muestras de material genético de esta especie para poder estudiarla, determinar a qué región pertenecen los ejemplares y luego evaluar el lugar más adecuado para su liberación. Este trabajo estuvo basado en el estudio realizado por la Universidad de Buenos Aires sobre la identificación de características genéticas de cardenal amarillo según la región.

Por su parte, Carina Righi, responsable del Departamento de Conservación de Fundación Temaikèn señaló: “A causa de las condiciones inapropiadas en que estos animales son mantenidos en cautiverio, en ciertos casos requieren una rehabilitación exhaustiva antes de ser devueltos a la naturaleza, ya que su capacidad de vuelo puede encontrarse parcialmente disminuida. También es necesario realizarles todos los chequeos sanitarios correspondientes, y mantenerlos en recintos adecuados debido a la necesidad espacial de cada individuo de esta especie muy territorial”.

En ese sentido, Bettina Mahler, de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA explicó: “Para nosotros es sumamente importante que el trabajo científico que realizamos pueda ser utilizado para generar acciones concretas de conservación”.

Finalmente, Rocío Lapido, responsable del proyecto Cardenal Amarillo de Aves Argentinas remarcó: “El seguimiento de los cardenales luego de la liberación es fundamental. Este esfuerzo de técnicos y voluntarios nos ayuda a saber si se reinsertaron bien, si formaron parejas y cómo utilizan el territorio. Para de esta manera, afianzar los protocolos de liberación y saber más sobre la especie. La educación ambiental y la concientización es otra de las herramientas que nos permiten trabajar con la comunidad local para mejorar la situación de la especie en el largo plazo”.
Cabe indicar que la especie fue categorizada “en Peligro de Extinción” por la Resolución SAyDS N.° 348/2010. Su área de distribución está restringida a Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil; pero la mayor parte de las poblaciones de la especie residen en Argentina, por lo cual la responsabilidad de su supervivencia forma parte de los compromisos de nuestro país. Su hábitat es el espinal, los ecotonos entre este y el monte y el pastizal pampeano.
Puede destacarse que existen antecedentes de trabajo en la Dirección de Fauna Silvestre y Conservación de la Biodiversidad de la cartera nacional de ambiente, con continuidad desde 2010 (talleres, campañas de difusión, actualización de la distribución, encuestas, etc.).
/IMG_8331web.JPG