Ocaña: "la violencia y extorsión tienen que terminar en el país"

La candidata a diputada nacional por Cambiemos, Graciela Ocaña, advirtió hoy que "la violencia y extorsión tienen que terminar en el país" porque "no debe permitirse que un señor que se creía rey cobrara privilegios que no correspondía", en alusión a la detención del sindicalista Medina.

"Necesitamos que la Justicia actúe porque estas situaciones no pueden volver a ocurrir en una sociedad, debe terminarse cualquier tipo de violencia y el abuso de ciertos sectores que afectan el futuro del país", señaló la dirigente de Cambiemos.

Ocaña enfatizó además que "la Argentina no tiene espacio para intocables ni privilegiados" y aseguró que tras las elecciones de octubre "vamos a insistir con el desafuero de De Vido" y adelantó que propondrá "una reforma del código procesal penal que agilice el proceso para el juicio oral ya que muchas veces estiran los tiempos para que las causas prescriban".

"Hay que terminar con las chicanas que impiden que la Justicia resuelva en tiempo y forma", apuntó y añadió que "en la provincia de Buenos Aires funcionaba un sistema de protección a los mafiosos lo que permitía que personas como Medina se sintieran un todopoderoso".

Ocaña sostuvo que "queremos defender el derecho de los trabajadores, pero no se puede seguir con la extorsión y los aprietes".

Asimismo, agregó que "tenemos una gobernadora que desde el primer momento está luchando contra las mafias, la corrupción judicial y contra todos aquellos que tomaron beneficios indebidos".

Durante un encuentro con más de 300 adultos mayores en la localidad de Victoria, partido de San Fernando, Ocaña dijo además que "el voto de las PASO fue un voto de la esperanza, Cambiemos se ha impuesto en el país y queremos que nos sigan acompañando en el camino del cambio".

De la reunión también participaron los candidatos a concejales por San Fernando, Alex Campbell y Agustina Ciarletta.