De la euforia a la depresión

euforiadepresion0cb5024
El cambio de una tendencia a largo plazo suele ser lo suficientemente gradual como para ser obscurecido por el ruido causado por la volatilidad a corto plazo. En el momento en que las tendencias seculares son incluso reconocidas por la mayoría son generalmente son obvias y están maduras. En las primeras etapas de un nuevo paradigma secular, por lo tanto, la mayoría están condicionadas a escuchar sólo el ruido de corto plazo al que han estado expuestas respondiendo a las condiciones anteriores existentes.
Mute
Además, en un cambio mayor de tendencia, los mercados se adaptarán a un nuevo conjunto de normas, mientras que la mayoría de los participantes en el mercado seguirán interviniendo con las viejas reglas", estas palabras las pronunció el ex jefe de mercado de valores de Merrill Lynch, Robert Farrel.
Robert Farrel es uno de los gestores más reputados del mercado de valores. "Cuando habla hay que escucharle", me comentaba recientemente un gestor financiero nacional. Traigo las palabras de Farrel a estas páginas porque según algunos analistas de demostrada capacidad de anticipación, nos encontraríamos en esa fase de cambio de tendencia mayor, y en la que los inversores seguimos operando con las antiguas reglas.
Uno de ellos es Steve Blumenthal que en un interesante gráfico que publico a continuación señala el momento de ciclo de mercado en el que nos encontramos, y el mejor momento de compra, ambos muy, muy alejados.
Expliquemos un poco el gráfico anterior. El inversor se mueve históricamente en un ciclo emocional que va desde la euforia a la depresión. Otras fases con el optimismo, la excitación, la euforia, la ansiedad, la negación, el miedo, la desesperación, el pánico, la capitulación, el abatimiento, la desesperación, la depresión, la esperanza, la confianza y de nuevo el optimismo.
Bien, según Blumenthal nos encontramos ahora en una fase entre la excitación y la euforia, o lo que es lo mismo, cerca del pico máximo de las tendencias alcistas de mercado. El mejor momento para comprar es entre el debatimiento y la desesperación, como vemos, muy, muy alejados de la situación actual.
No es necesario decir mucho más.
Carlos Montero - Lacartadelabolsa