Arsat se consolida en el mercado de las telecomunicaciones



La empresa nacional incrementó en más de un 80% su cartera de clientes privados, logrando posicionarse entre las empresas del sector por la calidad de sus servicios y manteniéndose firme en el camino de cumplir sus metas públicas con recursos propios.

La empresa nacional de telecomunicaciones (Arsat) se posiciona en el mercado nacional e internacional, logrando instalar su marca a partir de la calidad y precio de los servicios que brinda. De esta manera, pudo dejar de depender casi exclusivamente de los aportes del Estado y cerrar sus balances con pérdidas, para pasar a incrementar su cartera de clientes privados, cerrar sus balances con resultado positivo y cumplir las metas públicas con recursos propios.

En concreto, de 2015 al primer semestre de 2017 la empresa estatal incrementó en más de un 80% el número de clientes privados que eligen a Arsat como uno de sus proveedores. En tanto, en el año 2015 del 100% de las facturas que emitió Arsat, un 44% estuvieron destinadas a clientes privados, mientras que en el primer semestre de 2017 ese porcentaje se elevó al 63%. Respecto al sector público, los valores se mantienen constantes.
Arsat, como empresa de infraestructura, no brinda servicios de telecomunicaciones en forma directa al hogar. Su rol es proveer a las cooperativas, pymes y cableoperadoras de internet mayorista a una tarifa plana, con el objetivo de garantizar igualdad de acceso en todo el país.

En este sentido, se observa cómo los clientes privados tienen un mayor peso relativo en la facturación de la empresa estatal con respecto a los clientes públicos (el propio Estado), demostrando que Arsat va creciendo en la prestación de sus servicios llegando a más empresas del sector tanto nacional como internacional.

Cabe recordar que hasta el año 2015, Arsat recibía 4.000 millones de pesos de aportes del Tesoro Nacional y cerraba sus balances con pérdidas. En tanto, la empresa estatal cerró el año 2016 con ingresos superiores a los mil millones de pesos, un 44% por encima de los valores de 2015, pese a prácticamente no recibir aportes del Tesoro Nacional.

“El principal objetivo de nuestra gestión es fortalecer a Arsat como empresa pública, profundizando su competitividad, sustentabilidad y eficiencia, llevando conectividad a todo el país, sobre todo en aquellas zonas donde el privado no llega. No queremos que un argentino tenga menos oportunidades que otro y hoy no existe igualdad de oportunidades sin acceso a Internet”, comentó Andrés Ibarra, ministro de Modernización de la Nación.

Por su parte, el presidente de Arsat, Rodrigo de Loredo, expresó: “Nuestro objetivo desde que asumimos fue trabajar en la eficiencia respecto a la administración de los recursos y al despliegue, planificación y ejecución de nuestros proyectos, para lograr la reducción de la brecha digital y conectar a los argentinos entre sí y con el mundo”.

Finalmente, enfatizó: “Ese es el espíritu con el cual emprendemos la administración de Arsat, para cuidar sus activos y constituirla en una empresa saneada y sólida, que se proyecte en el tiempo y que le sirva al ciudadano argentino de forma concreta y real, independientemente del administrador de turno”.
Share
Tweet
Forward