https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

A las Bolsas les gusta que el BCE mantenga el tono "dovish"

Las acciones europeas avanzaron por tercera sesión consecutiva el viernes, impulsadas por informaciones que indican que el Banco Central Europeo esperará hasta diciembre para anunciar su decisión de disminuir las compras de activos.
Los suaves datos de empleo en Estados Unidos también ayudaron a impulsar el estado de ánimo positivo, ya que debilitan el escenario de una subida de tipos de la Reserva Federal.
El índice Euro Stoxx 50 finaliza la jornada con un avance del 0,68 por ciento a 3.444,80, para cerrar la semana con subidas que no alcanzaron el punto porcentual. El Ibex 35 se anota un 0,25 por ciento en el día hasta los 10.325,5.
Las acciones abrieron en territorio positivo el viernes y subieron a máximos intradía por la tarde después de que Bloomberg informara que el BCE aún no está listo para anunciar planes para reducir su esquema de compra de bonos de 60.000 millones de euros al mes. Los analistas esperaban que el banco central revelara el futuro de su programa de alivio en la reunión de política monetaria de septiembre de la próxima semana o en octubre.
Los responsables políticos podrían esperar hasta diciembre para tomar su decisión, apenas unas semanas antes de que el programa actual venza a finales de año, según la información de Bloomberg.
El euro se desplomó después de las noticias, borrando las ganancias anteriores que vinieron a la estela de los datos decepcionantes en Estados Unidos. El euro dólar cae un 0,4 por ciento a 1,1870.
"En lo que parece ser mucho más que una coincidencia, una fuente del BCE alegó que el plan sobre la QE no estará totalmente preparado hasta diciembre", dijo Craig Erlam, analista de mercado de Oanda, en una nota. "Parece que el banco central está prestando demasiada atención al euro y ahora puede incluso estar planeando la reducción de la QE alrededor de él, o al menos usarlo como una herramienta para contener la moneda".
El BCE ha expresado recientemente su preocupación de que el euro haya subido demasiado rápido, temiendo que perjudique a las exportaciones.
En Estados Unidos, el informe de nóminas no agrícolas mostró que se crearon 156.000 empleos en agosto, no alcanzado las previsiones de 180.000. La tasa de desempleo subió al 4,4% desde el 4,3%.
"Los datos no agrícolas de agosto son decepcionantes, pero deben considerarse el contexto de un sólido crecimiento económico en Estados Unidos y el mundo, unos fuertes beneficios, baja inflación y liquidez global aún amplia que probablemente permitirá que el rally continúe", dijo Kully Samra, de Charles Schwab, en una nota.
Las acciones estadounidenses abrieron al alza en Wall Street, con el Dow Jones Industrial Average recuperando un 0,2 por ciento. Que la Fed parezca menos propensa a subir las tasas puede ayudar a las acciones, ya que tasas más altas pueden reducir el apetito por las acciones.
En Europa, el índice de gerentes de compras del sector manufacturero final para agosto estuvo en línea con la estimación flash en 57,4, frente a 56,6 en julio.
El PMI manufacturero del Reino Unido subió inesperadamente a un máximo de cuatro meses en 56,9, frente a un 55,3 revisado en julio.
La libra borró sus pérdidas después de los datos, alcanzando los $1.2931, alrededor del mismo nivel registrado el jueves pasado en Nueva York. La libra sube ahora un 0,3 por ciento frente al dólar a 1,2965.
El oro alcanzó un máximo de nueve meses y medio el viernes después de los decepcionantes datos de empleo, pero suavizaron las ganancias las ganancias cuando los inversores juzgaron que era improbable que los datos cambien sensiblemente la perspectiva de aumentos de las tasas de interés en Estados Unidos.


El futuro del oro avanza un 0,3 por ciento a 1.325 dólares.




capitalbolsa