¿Quién está ganando la batalla por el mercado del petróleo de China? Por Ellen R Wald PhD

Este artículo se publicó en inglés el día 2 de agosto de 2017
China es el segundo mayor consumidor de petróleo en el mundo. Sin embargo, a diferencia del mayor consumidor de petróleo del mundo, Estados Unidos, China produce muy poco petróleo propio. Esto hace de China un mercado particularmente valioso para los productores, especialmente durante el actual período de superabundancia de reservas.
¿Por qué hay tanta demanda de China?
Hay tres razones:
1. China es una economía fuertemente industrializada que además está en plena transición hacia una economía de consumo. El sector manufacturero de China sigue consumiendo una gran cantidad de energía, pero también está aumentando el tráfico de vehículos. A pesar de la ligera subida de los precios del petróleo, la producción industrial de China aumentó un 6,3% en enero y febrero de 2017. Las ventas de vehículos aumentaron un 6,5%.
La venta de vehículos experimentó una leve desaceleración en abril como consecuencia de la subida de impuestos, pero se recuperaron rápidamente el mes siguiente. Las ventas de vehículos utilitarios deportivos han resultado particularmente elevadas, aumentado un 17%.
2. China ha aprovechado la oportunidad que le ha brindado la caída de los precios del petróleo para llenar sus reservas estratégicas de petróleo. A mediados de 2016, China informó de que tenía 237,5 millones de barriles de petróleo crudo en sus reservas estratégicas. Detener las importaciones para sus reservas estratégicas podría hacer bajar los precios del petróleo, pero esto parece improbable. Fotos de satelitales revelan que China sigue construyendo más instalaciones de almacenamiento para dar cabida a las importaciones adicionales de sus reservas estratégicas.
3. Los refinadores de petróleo independientes de China, los a veces llamados "teteras", han contribuido en gran medida a la creciente demanda de China. Durante el primer semestre de 2017, las refinerías estatales de China mantuvieron estable sus niveles de producción, pero las refinerías independientes de China los aumentaron después de que el gobierno elevara sus cuotas de importación de petróleo crudo. La producción de las refinerías de China aumentó un 3% en el primer semestre de 2017, hasta 11,1 millones de barriles al día.
¿Quién está ganando la batalla por el mercado del petróleo de China?
Desde enero de 2015, Arabia Saudí y Rusia han intercambiado posiciones como fuente principal de las importaciones de petróleo crudo de China. Entre enero de 2015 y junio de 2017, Arabia Saudí exportó a China una media de 1,03 millones de barriles al día. En ese mismo periodo, Rusia exportó una media de 1,02 millones de barriles al día. Echando un vistazo a las importaciones de China procedentes de Arabia Saudí y Rusia al mes, podemos ver que, aunque Rusia ha aumentado su oferta a China, Arabia Saudí ha seguido siendo bastante constante. Sin embargo, la fuente principal de petróleo de China cambia con frecuencia.
Exportaciones de petróleo de Rusia y Arabia Saudí a China 2015-2017
Exportaciones de petróleo de Rusia y Arabia Saudí a China 2015-2017
La tendencia parece favorecer a Rusia, que se ha visto beneficiada por la apertura de un oleoducto entre Siberia y China. Rusia también se ha beneficiado de su decisión de aceptar el pago de petróleo en yuanes, mientras que la mayoría del petróleo cotiza a nivel mundial en dólares.
Sin embargo, la petrolera nacional saudí Aramco tiene contratos a largo plazo para su petróleo crudo con las refinerías chinas. También tiene grandes inversiones en refinerías de China que aseguran firmes contratos de crudo de Arabia Saudí. En caso de que la demanda de China empiece a escasear, es poco probable que China descarte a Aramco como su proveedor antes de que ésta descarte un nuevo proveedor, como Rusia.