Los traders buscan catalizadores para sacar al mercado del letargo

Las Bolsas europeas lograron cerrar la sesión con moderados avances en una jornada tranquila y falta de referencias, con tan solo el dato de empleo JOLTs en Estados Unidos sacando a los operadores de su letargo.
La tibia demanda de China, tal como se aprecia en los datos comerciales decepcionantes de hoy, pesó sobre el sector de materiales básicos en el Stoxx 600, que mostró el peor comportamiento con un descenso del 0,2 por ciento.
El DAX alemán lograba sobreponerse de los decepcionantes datos económicos locales gracias a la corrección vespertina del euro, provocada por un buen dato de empleo JOLTs.
Las ofertas de trabajo y rotación laboral (JOLTS) en EE.UU. en el mes de junio ascendieron a 6,163 millones frente los 5,702 millones anteriores y los 5,775 millones consenso. Las JOLTS es un buen indicador de la tendencia del mercado laboral, y es seguido por la Fed con detalle.
Aunque el dato JOLTS no suele ser un motor del mercado, durante las condiciones de comercio de verano, la falta de noticias exacerbó el movimiento.
La producción industrial alemana cayó un 1,1% en junio mientras que las exportaciones del país bajaron un 2,8% en el mismo mes.
El índice mundial MSCI de todos los países marcó un récord en 480.87 puntos. El índice, que registra el comportamiento de las acciones en 46 países, sube por décimo mes consecutivo y está en camino de su racha ganadora mensual más larga desde el 2003.
Las acciones de todo el mundo han alcanzado máximos récord en medio de una baja volatilidad, apoyada por un ambiente benigno para el crecimiento global.
La agencia de calificaciones Fitch elevó esta semana su pronóstico para la economía mundial para este año y el próximo.
"Los datos continúan sugiriendo una expansión global sincronizada tanto en las economías avanzadas como en las economías de mercados emergentes", dijo Brian Coulton, economista jefe de Fitch.
El Euro Stoxx 50 avanza un 0,26 por ciento a 3.514,81 y el Ibex 35 un 0,55 por ciento a 10.734,7.
En los mercados de divisas, el dólar recuperó posiciones tras el dato JOLTs ya que refuerza el argumento de que la Reserva Federal aumentará aún más las tasas de interés.
Sin embargo, muchos en los mercados siguen creyendo que la Fed, habiendo subido las tasas dos veces este año, no volverá a subir tipos en 2017.
El presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, dijo el lunes que el banco central podría dejar las tasas donde están por ahora porque la inflación no es probable que aumente mucho.
El dólar alcanzó un máximo de 14 años a principios de enero descontando las promesas pro-crecimiento del presidente estadounidense Donald Trump. Esas expectativas se han desvanecido.
El índice del dólar, que registró mínimos de 15 meses la semana pasada, sube un 0,3 por ciento. El euro cae un 0,45 por ciento a 1,1742 dólares, mientras que el yen cotiza plano a 110,74 por dólar.
La libra esterlina cae un 0,5 por ciento a 1,2965 dólares.
Los rendimientos de los bonos del Tesoro alemán a 10 años, el punto de referencia para los costes de endeudamiento en la zona euro, ascienden 2 puntos básicos al 0,48 por ciento, alejándose de su nivel más bajo en más de un mes en el 0,45 por ciento.
El crudo Brent, el punto de referencia internacional, sube 8 centavos a 52,45 dólares el barril.
El oro se giró a la baja en medio de la fortaleza del dólar y se deja un 0,4 por ciento a 1.259,40 dólares.

capitalbolsa