https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las Bolsas extienden la recuperación al relajarse la situación en Corea

Las acciones europeas extendieron la recuperación de ayer, replicando el rebote de las bolsas mundiales, en medio de la relajación de las tensiones entre los Estados Unidos y Corea del Norte. Los inversores volvieron a entrar en los activos de mayor riesgo, como las acciones, y salen de valores refugio, como el oro.
El índice Euro Stoxx 50 sube un 0,35 por ciento y el Ibex 35 un 0,19 por ciento a 10.481,5. Las acciones cayeron la semana pasada en medio de una creciente guerra de palabras entre los líderes de Estados Unidos y Corea del Norte. Un aumento en la volatilidad de los valores estadounidenses ha hecho que los derivados europeos se vuelvan a presentar como gangas.
Las acciones del índice Euro Stoxx 50 están en su nivel más bajo respecto al S&P 500 desde enero de 2016.
Los planes de Pyongyang de disparar misiles cerca del territorio del Pacífico de Estados Unidos provocaron una oleada de tensiones en la región la semana pasada, con el presidente Donald Trump diciendo que el ejército estadounidense estaba "preparado y cargado" si Corea del Norte actuaba imprudentemente.
"Creo que la subida de hoy se debe a que Corea del Norte ha relajado la situación, las cosas están volviendo a la normalidad", dijo Mark Spellman, gestor de cartera en Alpine Funds en Nueva York.
"Las compañías estadounidenses y los mercados también se han beneficiado de la expansión económica mundial, por primera vez en muchos años, hay muchas economías en todo el mundo que lo están haciendo mejor", agregó Spellman.
El índice Stoxx 600 ya había subido un 1,1 por ciento el lunes después de que los funcionarios estadounidenses minimizaran las perspectivas del enfrentamiento entre Corea del Norte y Estados Unidos.
El S&P 500 subió un 1,0 por ciento el lunes en su mayor incremento diario porcentual desde abril.
El índice MSCI de acciones de Asia y el Pacífico fuera de Japón cedió la mayor parte de las ganancias del día, pero se mantuvo en territorio positivo. Las acciones australianas cerraron con subidas del 0,5 por ciento. Los mercados de Corea del Sur estaban cerrados por vacaciones.
El yen, que tiende a ganar con las expectativas de que los inversores japoneses repatriarán activos en una crisis, cayó un 0,7 por ciento a 110,38 por dólar.
El franco suizo, que ganó un 1,1 por ciento el 9 de agosto a medida que la guerra de las palabras sobre la península coreana se intensificó, se mantuvo estable en 0,9719 por dólar. Esto vino tras una caída del 1,1 por ciento el lunes.
El euro cayó un 0,3 por ciento a 1,1749 dólares, lo que ayudó a empujar al índice del dólar, que mide el billete verde frente a una cesta de monedas, un 0,3 por ciento.
Comentarios del presidente de la Reserva Federal de Nueva York, William Dudley, también apoyaron al dólar. Dijo a Associated Press que favorecería un tercer aumento en las tasas de interés de la Fed este año si la economía se comporta como espera.
La libra esterlina alcanzó un mínimo de cinco semanas de 1,2867 dólares, cayendo por debajo de 1,29 dólares por primera vez desde el 13 de julio, después de que la inflación del Reino Unido no alcanzara las expectativas, haciendo menos probable un aumento en las tasas de interés del Banco de Inglaterra.
En los mercados de deuda, los rendimientos de los bonos alemanes y estadounidenses subieron.
Los rendimientos alemanes a 10 años, el punto de referencia para los costes de endeudamiento en la zona del euro, subieron 3,5 puntos básicos al 0,44 por ciento, cayendo al 0,38 por ciento el viernes.
Los rendimientos del Tesoro estadounidense a 10 años aumentaron 4 pbs al 2,25 por ciento, frente al mínimo de seis semanas del 2,18 por ciento alcanzado el viernes.
El oro, visto como un refugio seguro para los inversores en tiempos difíciles, cayó un 0,6 por ciento a 1.275 dólares la onza.
Los precios del petróleo se estabilizaron un poco después de caer más del 2,5 por ciento el lunes a su nivel más bajo en unas tres semanas ante la fortaleza del dólar y la reducción del refinamiento en China.
El crudo Brent, el punto de referencia internacional, baja 30 centavos a 50,43 dólares el barril.