González Fraga: "El que traslada la devaluación a precios, pierde, se jode"

El presidente del Banco Nación, Javier González Fraga, participará esta tarde en córdoba del Coloquio Industrial que organiza la Unión Industrial de Córdoba, en el que estará en discusión la competitividad actual de la economía argentina. Mientras esperaba en el Aeroparque metropolitano, el funcionario dialogó con El Cronista y advirtió a los empresarios que los que aumenten los precios terminarán perdiendo mercado.
Algunos miembros del Gobierno sostienen que el aumento de casi 15% del dólar en dos meses no va a trasladarse a precios, pese a que históricamente es lo que pasa. ¿Coincide con ellos?
Antes había traspaso en un contexto de laxitud monetaria. Pero ahora el Banco Central está atento y va a controlar la inflación. Estamos en ese proceso. Hay que fijarse en dos síntomas: en noviembre de 2016, los empresarios dijeron que no podían pagar el bono de fin de año porque no podían reflejarlo en sus precios; dos años antes, daban lo que se les pedía y después aumentaban sus productos, pero hoy empiezan a descubrir que no se puede pasar a precios sin costos recesivos. En junio no hubo acuerdo con la suba del salario mínimo por la misma razón.
Hoy el que pasa a precios este aumento del dólar, pierde, se jode. Yo lo llamo “error empresario”: capaz alguno se salva, pero el mercado no perdona a quien lo hace. Estamos en un proceso de aprendizaje, ya sin controles de precios.
Esta tarde debatirá sobre competitividad, un tema para el que los analistas tienen distintas recetas. Más allá del tipo de cambio, ¿sobre qué se puede trabajar?
El tipo de cambio es lo menos importante, creo. La competitividad se logra bajando costos logísticos, de transporte, de infraestructura, de energía, los costos burocráticos. Y los sindicatos tienen mucho que aportar. Estoy de acuerdo con las conquistas laborales, pero si son a costa de la productividad, no sirven.
Está el caso de Vaca Muerta. (El sindicalista y senador nacional) Guillermo Pereyra se dio cuenta de que los empleados no pueden cobrar más por dormir que por trabajar. Hay que defender el salario real, pero también la ocupación. Si las conquistas premian el ausentismo, no sirve. Necesitamos aumento de la productividad.

cronista