El oro se encamina a nuevas subidas pese a los riesgos cortoplacistas Por Saxo Bank

Hasta el momento, el oro ha respondido bien al informe más fuerte de lo esperado de las nóminas no agrícolas estadounidenses del viernes pasado. Un nuevo impulso de las compras especulativas obligó a tomar algunas ganancias, pero hasta ahora el soporte clave de retroceso para el metal en 1.247 dólares la onza troy todavía tiene que ser desafiado.
En general, el mercado sigue siendo apoyado por inversionistas que buscan diversificación y cobertura contra riesgos tales como una corrección del mercado de valores, Corea del Norte, la incertidumbre que rodea a Donald Trump y los anuncios potenciales en el simposio económico anual de la Fed en Jackson Hole, entre el 24 y el 26 de agosto.
Una recuperación en el dólar, potencialmente impulsada por una fuerte inflación este viernes, actualmente ofrece el mayor riesgo a la baja para el metal dorado.
A pesar del informe más sólido sobre el empleo, los rendimientos reales de los Estados Unidos han mantenido una relativa calma, mientras que la reciente fortaleza del euro también ha llevado a una apreciación (aunque menor) del yen.
Los inversores que operan oro a través de productos negociados en bolsa han sido vendedores continuos durante el mes pasado. Esto a pesar del rechazo firme por debajo de 1.215 dólares del 7 de julio y de la recuperación posterior.
USD/oz
USD/oz
Como de costumbre, los fondos de cobertura (hedge funds) han proporcionado la mayor parte de la munición cuando se trata de la volatilidad del mercado. El ciclo de ventas fallido más reciente llevó a la posición larga neta en futuros y opciones a la baja hasta apenas 2,9 millones de onzas, un mínimo de 18 meses; un récord de 9,4 millones de onzas fueron compradas en las dos semanas hasta el 1° de agosto.
El posicionamiento sigue siendo relativamente ligero con la actual posición larga neta de 12,3 millones de onzas (123.000 lotes) por debajo de los 17,5 millones vistos durante el intento más reciente de romper por encima de los 1.295 dólares y un 43% por debajo del récord de junio de 2016.
En el corto plazo, la rápida acumulación de apuestas alcistas ha dejado al oro expuesto a algunas ganancias adicionales. El soporte, sin embargo, es probable que surja entre 1.254 y 1.248 dólares la onza, siendo este último el retroceso del 38,2% de la recuperación de precios desde el mínimo de julio.
En esta etapa, tomaría una ruptura por debajo de los 1.230 dólares (el 61,8% y la media móvil de 200 días) para que el sentimiento vuelva a ser negativo.
XAU/USD
XAU/USD
Fuente: DIF Markets
Por su parte, la plata ha luchado para mantenerse al día con las recientes ganancias del oro, ya que lucha por atraer la demanda de los inversores que buscan diversificación. Con el metal plateado que no puede ganar un poco de impulso, la relación oro/plata ha subido a 77,5 onzas de plata por una onza de oro.
El posicionamiento de los fondos de cobertura sigue siendo ligero, en 23.000 lotes, un 23% del récord registrado en abril. Las tenencias de ETPs, mientras tanto, han visto pérdidas de 330 toneladas después de alcanzar un récord de 21.200 toneladas unas tres semanas atrás.
Gráficos de la plata
Gráficos de la plata
Fuente: DIF Markets