CONFLICTIVIDAD LABORAL EN JULIO

La conflictividad laboral disminuyó en julio: bajaron fuertemente las suspensiones y los paros, mientras los despidos registraron suave aumento.

Se atribuye este comportamiento a que la mayor parte de los gremios ya cerraron sus acuerdos paritarios del año.

Los paros experimentaron una pronunciada reducción, del 73,9% anual en el número de obreros involucrados y del 15,1% anual en la duración de las huelgas.

Se localizaron principalmente en el sector público, entre los trabajadores judiciales, docentes de CABA; Santa Cruz y Jujuy, administraciones públicas provinciales, de la salud en varias provincias, Banco Central y algunos municipios.

En el sector privado, se verificaron en las ramas petrolera, metalúrgica, textil y en el transporte. Las suspensiones sumaron 4.144 trabajadores, nivel que arroja una disminución del 66,5% anual. Las ramas que mantuvieron suspensiones en julio fueron principalmente la textil y en menor medida en alimentos, construcción, maderas, química, plástica y transporte.

Los despidos sumaron 4,121 trabajadores, nivel que arroja un aumento del 1,4% anual. Se localizaron principalmente en las ramas petrolera, textil, construcción, transporte, alimentos, química, supermercados, prensa, mercantiles, astilleros y comunicaciones.

DISMINUCIÓN GENERALIZADA DE LA CONFLICTIVIDAD LABORAL EN 7 MESES

La conflictividad laboral experimentó una generalizada disminución interanual en los 7 primeros meses. Los paros mostraron una reducción del 80,8% anual en el número de obreros involucrados, a pesar del primer paro general.

El 22 de agosto habrá una movilización y hay presión gremial para que la CGT convoque a un nuevo paro general. Las suspensiones arrojaron una contracción del 55,5% anual en el acumulado de los 7 primeros meses, comportamiento asociado a la reactivación de la industria.

Sólo la rama textil continuó en recesión en junio, con fuerte baja de su producción. Los despidos disminuyeron 49,5% anual en los 7 primeros meses, comportamiento vinculado con la mejora de las ramas de actividad en el primer semestre.

La mayoría de las ramas de actividad mostraban crecimiento y sólo se mantenían bajas en la explotación de minas y canteras, la generación de electricidad, gas, agua y servicios sanitarios y servicios comunales y personales.



concejo técnico de inversiones