https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Yellen da esperanza a los alcistas del dólar en su segundo discurso Por Kathy Lien

Yellen da esperanza a los alcistas del dólar en su segundo discurso
Janet Yellen dio una nueva esperanza a los alcistas en su segunda jornada de comparecencia ante el Congreso. La presidenta de la Fed habló de las mejoras de la economía de Estados Unidos, recordando a todo el mundo que todavía pretende subir los tipos de interés. El dólar se recuperó en consecuencia frente al euro y el yen japonés. Aunque el billete verde no pudo ganarle terreno a la libra y las divisas vinculadas a las materias primas, se las arregló para apartar de sus máximos estos pares. Según Yellen, el mercado laboral "está bastante ajustado, ejerciendo una gran presión sobre los salarios".
La inflación ha bajado pero la presidenta cree que es "precipitado decir que la tendencia de la inflación subyacente está por debajo del 2%" porque el "riesgo de inflación es hacia dos direcciones”, añadió, "nada indica que la expansión vaya a tocar a su fin pronto" y si está en lo cierto, respaldaría la creencia de la Fed de que la tendencia bajista de la inflación será temporal. Ya hemos visto subir levemente los precios de la producción en el mes de junio tras el estancamiento experimentado en mayo pero, excluyendo los alimentos y la energía, los costos son todavía bajos.
Así que al fin y al cabo, aunque seguimos creyendo que habrá una tercera subida, no ocurrirá hasta finales de año, lo que debería limitar la subida del dólar. Los informes sobre los precios al consumo y las ventas minoristas del viernes podrían impulsar el billete verde pero tendrían que ser cifras espectaculares para que el par USD/JPY superara el nivel de 114. La ligera subida del crecimiento salarial y de los precios de la producción indica un aumento del gasto y la inflación pero los precios de la gasolina están bajando, de manera que la subida debería ser limitada.
Las divisas que mejor actuación han ofrecido hoy son los dólares australiano y neozelandés. No podemos ignorar la parabólica subida del AUD/USD esta semana. Los datos han sido positivos y el aumento de las expectativas en cuando a la inflación al consumo se ha unido al aumento de la confianza empresarial y de los consumidores aunque fue el fuerte repunte de las importaciones de China lo que envió el dólar australiano a máximos de tres meses. El nivel de resistencia principal a tener en cuenta ahora es el de 0,7750, máximos hasta la fecha, y los informes económicos de Estados Unidos del viernes determinarán si el AUD/USD alcanza este nivel. Al Banco de la Reserva no le va a gustar ver que la divisa ha subido más desde su última reunión de política monetaria y los tres responsables de política monetaria de Australia (Heath, Debelle y Bullock) comparecerán la próxima semana y podrían aprovechar la oportunidad para intentar hacer descender la divisa.
Por otro lado, el NZD/USD sigue sin alcanzar el nivel de 0,7350, un nivel que ha sido de resistencia los últimos dos años. La confianza de los consumidores ha disminuido en julio, los precios de los alimentos han subido a un ritmo más lento y se han desplomado las ventas de vivienda, así que no podemos evitar pensar que las ganancias del NZD serán limitadas. El PMI del sector manufacturero se publica esta noche y unas cifras más discretas podrían ser justo lo que se necesita para revertir el rumbo del dólar de Nueva Zelanda.
El dólar canadiense por otra parte cerró la jornada sin cambios tras descender durante la primera parte de la jornada de negociación en Norteamérica. Seguimos creyendo que el CAD y el dólar neozelandés podrían ser la mejor opción de compra tras los informes económicos de Nueva Zelanda.
El euro y la libra se han movido en direcciones completamente diferentes hoy, provocando un fuerte descenso del EUR/GBP. Las prudentes declaraciones de Rimsevics, miembro del BCE, desalentaron a los inversores en cuanto a la compra de euros. El miembro del Consejo de Administración del BCE del Banco de Letonia dijo que mantendrán el programa de expansión cuantitativa durante unos años pues las previsiones de inflación siguen muy lejos del objetivo del banco central.
Sin embargo, según el Wall Street Journal, Mario Draghi, que comparecerá en Jackson Hole el mes que viene, podría comenzar a plantear la reducción de su programa de compra de bonos. Ésta es la primera reunión de la Fed a la que asista el presidente del BCE en tres años y se produce en un momento en el que muchos bancos centrales están en el proceso de o se plantean reducir los estímulos. Las recientes mejoras de la economía de la eurozona deberían situar a Draghi en el mismo lugar que PolozCarney y Yellen pero la cumbre de Jackson Hole es dentro de seis semanas.
La auténtica pregunta es si Draghi comenzará a soltar indirectas sobre la reducción del programa en la reunión de política monetaria de la próxima semana. El mes pasado, el 27 de junio, hizo dispararse el EUR/USD hasta máximos de nueve meses cuando dijo que "la amenaza de deflación ha desaparecido y han entrado en juego fuerzas reflacionarias". También indicó que podría cambiar el carácter de la política de acomodaticia a sin cambios. Un día después de que el "BCE" dijera que el mercado había malinterpretado las declaraciones de Draghi.
Así que aunque el informe de ventas minoristas de Estados Unidos que se publica este viernes tendrá el mayor impacto a corto plazo en el EUR/USD y que el par sobrepase el nivel de 1,15 sobre una base sostenible depende del BCE. Mientras tanto, el GBP/USD amplió sus ganancias tras las agresivas declaraciones de McCafferty, miembro del Banco de Inglaterra, dijo que se inclina a favor de una subida de los tipos en agosto. Esto no es una sorpresa teniendo en cuenta que votó en la última reunión a favor de una subida de los tipos.