La comunidad armenia rechazó el apoyo de la senadora María Ester Labado a Azerbaiyán


 Las instituciones de la comunidad armenia emitieron hoy un comunicado en el que rechazan la decisión de la senadora por Santa Cruz, María Ester Labado, de enviar una carta de condolencias a la embajada de Azerbaiyán, luego del ataque de Azerbaiyán a Nagorno Karabaj (Artsaj).

"En una carta enviada a la embajada de la República de Azerbaiyán en Argentina, María Ester Labado, presidenta del Grupo Parlamentario de Amistad (GPA) con Azerbaiyán de la Cámara de Senadores, expresa sus condolencias por el 'asesinato de civiles por parte de las fuerzas armadas armenias', calificó el hecho como un 'ataque al espíritu de nuestros pueblos' y pidió que fuera condenado. La carta de la Senadora fue difundida por los medios azeríes con fines propagandísticos", expresa el comunicado de las Instituciones Armenias de la República Argentina (IARA).

"La misiva se inicia con una calumnia. Las fuerzas de Nagorno Karabaj no cometieron 'asesinatos'. La postura de la Senadora, cuanto menos parcial, desplaza la responsabilidad sobre las muertes de quienes utilizan a la población civil en sus tácticas, a quienes se ven en la obligación de defenderse. Es evidente que Labado ha abrazado la perspectiva azerbaiyana, lo cual resulta de suma gravedad ya que su función es representar los intereses de su provincia en el Senado y no de una nación extranjera en Argentina. Especialmente cuando nuestro país ha sentado posición sobre el tema: apoyar la mediación del Grupo de Minsk de la OSCE para la resolución pacífica del conflicto", denuncia la comunidad armenia.

El ejército de Azerbaiyán atacó con misiles a Nagorno Karabaj el martes 4 de julio y, según informó la Cancillería de Karabaj, los mismos "fueron lanzados desde posiciones situadas cerca de edificios residenciales en la aldea de Alkhanlu". "El incidente provocado por la parte azerí, desafortunadamente, llevó a que haya víctimas entre los pobladores", agregaron luego en un comunicado.

Durante el año 2016, Azerbaiyán atacó en reiteradas oportunidades no solo a Nagorno Karabaj, sino también a Armenia. El punto más tenso llegó el 2 de abril de ese año con la "guerra de los cuatro días", cuando el ejército azerí asaltó poblaciones civiles de la frontera. Rusia, uno de los tres mediadores del conflicto junto con Estados Unidos y Francia, logró que se firme un cese el fuego días después, aunque la situación continuó a pesar de las reiteradas reuniones entre los presidentes y mediadores a lo largo del año.

En ese sentido, IARA señaló como "cuestionable" su decisión de posicionarse de esta forma y replicó que "sus palabras son absolutamente funcionales al trabajo del lobby de Azerbaiyán, que intenta incidir en las decisiones de los Estados, muchas veces canalizadas a través de legisladores". "La República Argentina no debe ponderar estos intentos arteros por encima de sus decisiones soberanas en política exterior. Como nación de paz, no puede ser permeable a los intereses de gobiernos como el de Ilham Aliyev, quien ha declarado públicamente que sus enemigos son 'los armenios de todo el mundo', incluyendo, se entiende, a los ciudadanos argentinos con descendencia armenia".

"La comunidad armenia de la República Argentina rechaza enérgicamente esta forma parcial y contraria a la búsqueda de la paz de la senadora Labado, que alienta la condenable decisión de Azerbaiyán de utilizar a su propia población civil como escudo humano. Asimismo, repudia sus constantes agresiones militares contra Artsaj, que demuestran su falta de predisposición para una solución pacífica, la misma que apoya Argentina", cierra el texto firmado por todas las instituciones de la comunidad armenia en Argentina.