Espert: "La Argentina necesita un estadista, un Churchill"

"Como comentarista el Presidente me parece extraordinario, acierta en los tres vértices de la decadencia argentina que son una economía cerrada, un estado gigantesco y leyes laborales inviables" pero por otra lado "no hace nada por abrir la economía, se queja del déficit pero no baja los impuestos y también se queja de las leyes laborales vigentes, pero no baja el gasto público que es lo primero que tiene que hacer", afirmó el economista José Luis Espert. 
Consultado acerca de la reforma impositiva que anunció el Gobierno para después de las elecciones dijo "bienvenida sea la reforma, pero lo urgente es primero bajar el gasto público para poder bajar impuestos". 
"Hay impuestos que directamente deben ser eliminados, en primer lugar las retenciones a cualquier tipo de exportación y los impuestos que graven a las importaciones y después seguir por el impuesto al cheque", señaló en diálogo con Radio Mitre. 
Al referirse a las retenciones a las exportaciones, dijo que "Macri no cumplió este año con la baja gradual del 5% en la soja" y en relación a la eliminación de los impuestos a las importaciones y en cómo podría afectar a la industria local disparó: "El que quiera protección para su sector que tenga los cojones para pedir un dólar más caro". 
"Primero habría que comenzar por modificar los impuestos distorsiivos, como Ingresos Brutos, que aunque es facultad de las provincias, el presidente debería interceder y luego seguir por Ganancias e IVA", señaló. 

El gasto público y la corporación política
Espert remarcó que "la única baja del gasto publico que propone la corporación política es bajar las tarifas, pero porque la absorbe el sector privado", y se preguntó:"¿Por qué tenemos que pagar impuestos para mantener a 1,5 millones de empleados públicos que el propio Presidente dice que sobran".  
"El que está en blanco soporta un 50% de presión impositiva. Si quisiéramos tener una presión impositiva acorde a nuestro ingreso per cápita, debería estar entre 20 y 30 puntos del PBI", advirtió y señaló que por ese motivo hay 5 millones de trabajadores del sector privado en negro, es la forma que encuentran las empresas para sobrevivir". 
El economista aseguró que es imposible reducir los niveles de evasión si no se bajan los impuestos y para eso "hay que reducir el gasto público". 
"Hay que echar empleados públicos en Nacion y en Provincias, pero para poder hacerlo tenés que estar creciendo al 8% o 9% anual y lo mismo para poder llevar a cabo una reforma laboral", sentenció. 
Espert afirmó que "la Argentina necesita un estadista, un Churchil" y dijo que "tenemos un destino miserable si no se realiza un cambio de 180 grados, ya que la mitad de los 14 millones de pobres son chicos y los responsables de esta situación son los integrantes de la corporación política, que mantienen un país con un 30% de pobres desde hace 30 años". 

cronista