BBVA ganó un 25,9% más en el primer semestre del año

El beneficio de BBVA aumentó un 25,9% más en los seis primeros meses del año hasta colocarse en 2.306 millones de euros gracias a los ingresos recurrentes, así como al control de gastos.
El margen de intereses generado entre abril y junio de BBVA (4.481 millones de euros) es el más alto de los últimos siete trimestres. En el primer semestre de 2017, esta partida alcanzó 8.803 millones de euros (+5,2% interanual, +9,6% sin considerar el efecto de las divisas). El comportamiento de las comisiones se vio favorecido por la recuperación de la actividad en los negocios mayoristas.
Esta línea creció en el semestre un 4,5% interanual (+8% sin considerar el efecto de las divisas) hasta alcanzar 2.456 millones de euros. Por su parte, el margen bruto semestral alcanzó 12.718 millones de euros, con un aumento interanual del 4,0% (+7,8% a tipos de cambio constantes). El crecimiento de los ingresos recurrentes (margen de intereses más comisiones), que alcanzó un 5,1%, o bien un 9,2% sin considerar el impacto de las divisas, fue el principal catalizador de su evolución.
En el primer semestre el ratio de eficiencia se ubicara por debajo del umbral del 50% (en 49,6%).
En este contexto, entre enero y junio, el margen neto alcanzó los 6.407 millones de euros, con un crecimiento del 8,6% al compararlo con el del primer semestre del año pasado (+13,9% excluyendo el efecto de las divisas).
En junio, la tasa de mora cerró en el 4,8% (versus 4,9% de diciembre de 2016) y la cobertura lo hizo en el 71% (en diciembre era del 70%).
A cierre de junio, el capital medido con el ratio CET1 fully-loaded alcanzó niveles del 11,10% en línea con el objetivo (11%). Este ratio incorpora el impacto negativo de la compra del 9,95% adicional en Garanti (operación que se cerró en marzo). El ratio de apalancamiento fully-loaded se situó en un 6,8%, el mejor de sus comparables europeos.
En cuanto a la actividad, el crédito bruto a la clientela creció un 1% en términos constantes (-1,4% incorporando el impacto de las divisas) con respecto a la cifra del pasado mes de diciembre. Los volúmenes de crédito aumentaron en las geografías emergentes y continuó el desapalancamiento en España y Estados Unidos.
La inversión crediticia en España  creció un 0,7% con respecto a la cifra de finales de marzo. En la primera mitad del año, el desempeño fue especialmente positivo en el nuevo crédito a empresas (+12,8% interanual) y consumo (+24%). En España, los depósitos de clientes en gestión crecieron un 1,4% con respecto a marzo, mientras que a finales de junio, se mantuvieron en niveles similares a los de cierre de diciembre.
El resultado de México del primer semestre ascendió a 1.080 millones de euros, con un avance interanual del 16,4%. En Turquía, cabe recordar que BBVA aumentó en marzo su participación en el banco Garanti al 49,85%. El incremento adicional ha generado un impacto positivo de aproximadamente 54 millones de euros en la cuenta.
En América del Sur, la actividad continuó al alza, tanto en inversión crediticia como en recursos. El margen de intereses acumulado ascendió un 10,3% en términos interanuales, mientras que las comisiones se incrementaron un 15,3%. El buen comportamiento de ambas líneas explica el crecimiento de doble dígito del margen bruto acumulado en el año (+10,3% interanual). Los gastos avanzaron un 11,4%, en línea con la elevada inflación de algunos países, como Argentina. Aun así, el margen neto del semestre registró una subida del 9,4%. En cuanto a la calidad crediticia, la tasa de mora cerró en el 3,5% y la cobertura se situó en el 94%. El área ganó 404 millones de euros entre enero y junio, un 3% menos que en el primer semestre de 2016.




El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, señaló que “los resultados del segundo trimestre confirman las buenas tendencias del comienzo de año, tanto en los resultados financieros como en transformación y creación de valor para el accionista”. 


BBVA semestre