Los gremios del transporte cerraron con Massa, menos los colectiveros

Sergio Massa logró un fuerte apoyo para las elecciones: un grupo de los poderosos gremios del transporte, encabezados por Hugo Moyano, se sumará al frente electoral que el tigrense armó con Margarita Stolbizer y Libres del Sur.

La información fue revelada por Ámbito Financiero, que detalló que el acuerdo se cerró la semana pasada en reuniones entre Massa, Graciela Camaño, Luis Barrionuevo y Carlos Acuña, y un encuentro culmine entre el tigrense y Moyano. Además de los camioneros, los otros gremios importantes que se suman son La Fraternidad, que conduce Omar Maturano, y Aeronavegantes, de Juan Pablo Brey.
De acuerdo a la información, no está definido si habrá candidatos del gremialismo en la lista de "1País", aunque cerca de Moyano lo daban por hecho. El armado incluirá a unos 40 gremios, entre los que reportaban a la ex CGT Azul y Blanca de Barrionuevo, agrega Ámbito. Massa logra así recuperar aliados de peso en el sindicalismo, tras la salida de Héctor Daer.
Moyano tiene vínculo directo con Massa por su hijo Facundo, encargado de sumar más gremios al esquema. El ex titular del gremio de los peajes también fue el encargado de acercar a Brey, su histórico aliado en la Juventud Sindical. En tanto, a Maturano lo une un vínculo con el actual intendente de Tigre, Julio Zamora, que fue abogado de La Fraternidad.
Por otro lado, fuentes de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) consultadas por LPO dijeron que el grupo conducido por Juan Carlos Schmid dio libertad de acción a los gremios que lo integran pero que no se sumará de manera orgánica a ningún armado electoral ni dará apoyo explícito a ningún candidato. "No va a haber un pronunciamiento corporativo", aclararon.
En cuanto a Schmid, integrante del triunviro de la CGT, se concentrará en su precandidatura a diputado nacional por el PJ en Santa Fe, donde presumiblemente competirá contra los sectores de Agustín Rossi y Omar Perotti. El titular de Dragado y Balizamiento no va a apoyar a ningún candidato en la Ciudad o la Provincia de Buenos Aires, dijeron desde la CATT.
En una situación similar está el líder de la UTA, Roberto Fernández, que participó en las negociaciones entre los gremios y Massa pero se bajó de la reunión culmine y por ahora no se sumaría al armado, según confirmaron desde el sector sindical y desde el Frente Renovador.
El líder de los colectiveros es codiciado porque junto a Maturano tienen la llave para el éxito de cualquier paro nacional, ya que son capaces de frenar la llegada de trabajadores a las grandes ciudades. El poder de la UTA quedó en evidencia en Córdoba, donde una seccional que no responde a Fernández, paralizó la ciudad durante una semana.
Fernández tiene muy buena llegada al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, con quien cerró la paritaria rechazada por la seccional cordobesa. Su relación con el gobierno lo alejó del sector más combativo de los gremios del transporte.