LA BOLSA ARGENTINA, IMPARABLE


Luego de un buen 2016 para el Mercado Argentino, la incógnita estaba puesta en el rendimiento que iba a tener durante el presente año. El consenso auguraba una continuación alcista en el rendimiento del Merval (índice que contiene las acciones de mayor liquidez y que se usa como referencia), principalmente por un rebote en la economía alentado por un mayor gasto estatal de cara a las elecciones legislativas.
Ya casi finalizando el primer semestre y próximo al armado definitivo de las fórmulas electorales, ¿cómo fue el rendimiento de las acciones argentinas? ¿Se viene cumpliendo lo esperado? Veamos el siguiente resumen:
Captura
Hasta ahora los analistas han estado en lo cierto. En lo que va del año el Merval acumula una ganancia de 32,66% en pesos y de 31,8% en dólares si se le quita el componente tipo de cambio, debido a la apreciación cambiaria en gran parte del año.
Al igual que mencionamos en una de nuestras notas anteriores (ver aquí), el sector energético sigue siendo el que muestra los mejores rendimientos, muy por encima del Merval. De hecho, 9 de las 10 empresas con mejores rendimientos hasta el momento son del sector energético, entra las cuales se destacan Pampa Energía (PAMP), Transener (TRAN), Camuzzi Gas Pampeana (CGPA2), Transportadora Gas del Norte (TGNO4), Distribuidora Gas Cuyana (DGCU2) y Metrogás (METR).
Mientras que si nos enfocamos en las empresas con peores rendimientos hasta el momento, la mayoría pertenecen al sector de consumo, siendo éste el más perjudicado debido a la contracción que ha sufrido la economía desde la asunción del nuevo gobierno. Entre dichas empresas se destacan Domec (DOME), Morixe (MORI), Havanna (HAVA), Molinos Río de La Plata (MOLI), Molinos Juan Semino (SEMI) y Rigolleau (RIGO).
Ahora bien, ¿continuará el Merval y las empresas que lo componen con este ritmo de crecimiento? ¿Habrán recortado sus estimaciones los analistas de cara al segundo semestre? ¿Cuál es el potencial de suba que aún les queda?
De continuar a este ritmo, el índice cerraría el año con una ganancia anual en torno al 93%. Recordemos que desde la crisis del 2008, el Merval superó en 2 oportunidades el 60% anual de rendimiento: en el 2009 (+115%) con el rebote post-crisis, y en el 2013 (+81%) luego de un rally espectacular a partir de la segunda mitad del año con las esperanzas, y la confirmación, del triunfo de Sergio Massa en las elecciones legislativas que le truncarían de manera definitiva la re-elección indefinida a la entonces presidenta Cristina Kirchner.
byma-3
En esta oportunidad, un triunfo de Cambiemos en las elecciones de octubre le darían al gobierno mayor quórum en el Congreso para llevar adelante proyectos de Ley de su interés (como la reforma tributaria) y mayor tranquilidad política para finalizar el mandato de cara al 2019. Recordemos que el 24 de Junio será el último día para el cierre de listas de precandidatos para las PASO, hecho que sin duda generará muchos debates y sobre el cual el Mercado no estará exento.
Por otro lado, y un dato no menor a diferencia del 2013, es que el 20 de Junio Argentina puede ser re categorizada como Mercado Emergente por el MSCI (empresa que lo determina). ¿Qué implicancias tiene esto? Hoy Argentina es considerado País de Frontera, lo que significa una categoría menor. Existen grandes fondos internacionales que sólo pueden comprar acciones de países que tengan la categoría de Emergente.
Por consiguiente, si nos re categorizan como tal, implicaría que ingrese un importante flujo de dinero hacia las acciones locales por parte de fondos internacionales que hoy no pueden hacerlo por ser considerados País de Frontera. Según una nota publicada por Infobae, dicho flujo podría rondar los u$s 1.300 millones con efectiva aplicación a partir de Mayo del 2018, monto más que suficiente para empujar hacia arriba la cotización de las acciones.
En la sesión de ayer, el Merval llegó a estar -3% para luego cerrar tan sólo -0,4%. Esto demuestra la tonalidad alcista que aún presenta el mercado de acciones y las compras que siguen apareciendo, a pesar de estar cotizando en niveles máximos históricos y sobre el techo de un canal alcista.
Es probable que las mismas continúen, al menos, hasta la decisión del 20 de Junio. Este hecho está en boca de todo el Mercado y sobre el cual coincide la mayoría de que la inclusión es casi un hecho. Es en gran parte por ello, sumado a las buenas perspectivas económicas a largo plazo, que los analistas no han recortado demasiado sus previsiones.
Cabe la pena entonces preguntarnos, ¿está descontada la decisión en las actuales precios? Cuánto poder de compra le quedan a las acciones es algo que definirá el Mercado luego del 20 y 24 de Junio, pero lo cierto es que si el efectivo ingreso de los fondos es el próximo año, podríamos ver una toma de ganancias y un refugio de los inversores hacia otros activos (LEBACs o dólar) hasta que se aclare el panorama electoral.