Confirman el cierre del Enacom en Bariloche

Los trabajadores de la delegación Bariloche del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) manifestaron su preocupación ante el inminente cierre de la sede. La decisión fue comunicada a última hora del viernes a través del delegado Hernán Sportiuk.
La delegación Bariloche comenzó a funcionar en 1999 con el Comfer; luego pasó a formar parte del Afsca y finalmente, del Enacom que depende del Ministerio de Comunicaciones de la Nación. “Lleva más de 17 años prestando servicios y vinculada al sector de medios audiovisuales de la región”, indicaron los trabajadores a través de un comunicado.
Recordaron que “por un decreto del 2015 se estableció al Enacom como regulador de las comunicaciones a fin de asegurar que todos los usuarios del país cuenten con servicios de calidad”.
Un mes atrás, las autoridades del organismo cancelaron la atención al público en Bariloche como así también el análisis de reclamos respecto de las telecomunicaciones (prestación de los servicios de telefonía básica, celular, internet y cable, postal, radio concentración de enlace y toda materia relacionada con el uso del radioespectro).
“Con la reciente decisión del cierre definitivo de la delegación, cesarían el resto de las funciones, correspondientes a seguimiento de contenidos audiovisuales , ingreso de trámites de licencias de radio y televisión, registros de productoras, señales y agencias de publicidad, y trámites relacionados con FOMECA”, expresaron.
Esta situación no sólo afecta a Bariloche sino a toda la región andina, desde Villa La Angostura a El Bolsón, y la Línea Sur de Río Negro. “Los ciudadanos se verán privados del asesoramiento, tramitación y seguimiento de sus presentaciones y expedientes de modo personal, y deberán dirigir todo por vía correo postal a la delegación de Viedma”, puntualizaron.
En relación a los trabajadores de Enacom Delegación Bariloche, “las autoridades se habrían comprometido a no despedir a nadie reubicándolos en dependencias de otras ciudades del país o en otras reparticiones del Estado Nacional en Bariloche. Pero cualquiera de las dos opciones afecta la vida de los trabajadores, quienes cuentan con antigüedad y experiencia en las funciones concernientes al organismo”.
Remarcaron que varios empleados trabajaban en Buenos Aires y “hace menos de un año se trasladaron a Bariloche, a propuesta del organismo, para incrementar la atención en la delegación”.