Chile, tras los pasos de Argentina

Ayer el mercado de capitales trasandino vivió un hito: se concretó el canje de acciones de la Bolsa de Comercio de Chile. Esto significó que cada acción antigua de la compañía se convirtió en un millón de nuevos títulos, como parte del proceso de desmutualización de la firma, a través del cual se eliminó la obligación a los brokers de poseer una de estas acciones para transar en la rueda capitalina. 

Los flamantes papeles de la Bolsa de Comercio de Santiago vivieron un frenético rally intradiario y terminaron con un avance de 90% desde el inicio de la rueda. Si bien el monto operado no fue elevado, la demanda vigorosa fue la clave. 

¿Por qué tanto interés? El atractivo por esta empresa proviene de la mejora en los resultados de la Bolsa en los últimos años. Con mayores volúmenes operados y un buen desempeño de las acciones chilenas, la acción representativa del mercado de capitales ofrece perspectivas positivas para el futuro. 

El desempeño de la nueva Bolsa de Chile recuerda a las primeras ruedas de la acción de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA), la cual en menos de tres ruedas llegó a cotizar un 95% por encima de su cotización inicial.