https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Qué podemos aprender del milagro español



Escribo esto mientras estoy arriba del avión volviendo hacia Buenos Aires luego de una semana muy productiva en Madrid. La “magia” de tener internet arriba del avión me permite enviarle este texto al equipo que trabaja conmigo y de esta forma poder llegar hoy a cada uno de los lectores de Tessore Research.

Ayer grabamos una entrevista con Alberto Redondo, editor de Inversor Global España, donde hablamos sobre la economía española y como este país pudo reducir su déficit fiscal del 11% del PBI al actual 4% del PBI. Gracias a este “milagro español” hoy España es la economía del mundo desarrollado que más crece, a una tasa esperada de 2,7% para 2017.

Como ves, reducir el déficit fiscal no implica reducir el crecimiento de la economía, como muchos piensan en la Argentina. Todo lo contrario, como muestra el caso español, implica crecer mucho más. Implica generar empleo y generar riqueza.

Esto se consiguió en buena parte gracias a que el presidente Mariano Rajoy no sólo controló el gasto público cuando asumió en el año 2012, sino que además tomo una medida muy importante para la economía española, como fue flexibilizar el mercado laboral. Esto lo hizo creando leyes para que fuera más fácil y más barato contratar empleados en España.

La combinación de estas dos medidas permitió que España saliera de la crisis que la puso en jaque en el año 2012, que su economía volviera a crecer y que el desempleo bajara ostensiblemente.

¿Cómo hizo España para bajar el Déficit Fiscal?

Vamos a analizarlo muy rápidamente. En el año 2004 el Estado español gastaba 340.000 millones de euros al año. Esa cifra se disparó a 500.000 millones de euros en el año 2009.

Los ingresos, que eran de 340.000 millones en 2004 sólo subieron a 370.000 en 2009. Por lo tanto, España paso de tener cuentas equilibradas en 2004 a tener un déficit de 130.000 millones de euros en el año 2009.

Hasta el año 2011 las cosas siguieron iguales con ese déficit enorme financiado por la Unión Europea. Las ventajas de estar en Europa…

Pero en ese momento la situación se hizo insostenible. España ya coqueteaba con la idea de dejar la Unión Europea y tanto España como todo el mundo financiero, temblaban.

Finalmente fue electo Rajoy y empezó un fuerte plan de ajuste.
La combinación de estas dos medidas permitió que España saliera de la crisis que la puso en jaque en el año 2012, que su economía volviera a crecer y que el desempleo bajara ostensiblemente.

¿Cómo hizo España para bajar el Déficit Fiscal?

Vamos a analizarlo muy rápidamente. En el año 2004 el Estado español gastaba 340.000 millones de euros al año. Esa cifra se disparó a 500.000 millones de euros en el año 2009.

Los ingresos, que eran de 340.000 millones en 2004 sólo subieron a 370.000 en 2009. Por lo tanto, España paso de tener cuentas equilibradas en 2004 a tener un déficit de 130.000 millones de euros en el año 2009.

Hasta el año 2011 las cosas siguieron iguales con ese déficit enorme financiado por la Unión Europea. Las ventajas de estar en Europa…

Pero en ese momento la situación se hizo insostenible. España ya coqueteaba con la idea de dejar la Unión Europea y tanto España como todo el mundo financiero, temblaban.

Finalmente fue electo Rajoy y empezó un fuerte plan de ajuste.

Con una combinación de baja en gastos corrientes y baja en las inversiones la situación presupuestaria se fue controlando gradualmente. De gastar 500.000 millones de euros España pasó a gastar alrededor de 460.000 millones anuales.

Este control en los gastos, más una recuperación en los ingresos permitieron que el déficit fiscal pasara de 11% del PBI en 2012 al mucho más lógico 4% actual.

¿Puede Argentina recorrer un camino similar?

Por supuesto que puede. Pero más importante que eso, debe hacerlo.

Bajar el déficit fiscal es la única forma de lograr una economía estable que a su vez permita crecer al sector privado y, de esta manera, nos conduzca a entrar en una senda de crecimiento sustentable.

El caso español lo certifica

¿Es un camino fácil? Para nada. Y es mucho más complicado para el gobierno de Mauricio Macri, que tiene minoría parlamentaria y debe enfrentar a una oposición intransigente y combativa. Rajoy, cuando recorrió este camino tenía mayoría parlamentaria y esto hizo mucho más fácil pasar medidas “impopulares” en el Congreso.

Pero, ¿cómo hace Macri para lograr lo mismo en minoría?

De nuevo, no es fácil.

Por un lado esto depende del propio Macri. ¿Tendrá la mezcla de agallas y talento para lograr algo que parece imposible en nuestro país?

Por otro lado, ¿la mayoría de los argentinos se dará cuenta de que es necesario ajustar para crecer? ¿Qué el dinero no viene del cielo y que sólo se genera en base a esfuerzo y trabajo? ¿Dará el apoyo que el gobierno de Macri necesita para recorrer este camino?

Las respuestas a estas preguntas determinarán el futuro de nuestro país.

Un fantástico solomillo de cerdo me está esperando en mi mesa. Y además estoy seguro de que vos querrás comenzar tu fin de semana. Así que cortemos aquí.

Te deseo un excelente fin de semana, nos encontramos el lunes con más historias de economía e inversiones.

Federico Tessore
Director
Tessore Research