https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El Grupo Clarín ofrecerá el servicio "cuadruple play"



"Lamentablemente el cuádruple play va a llegar al mercado primero de la mano de las telefónicas y no de los cables. En el mundo sucedió siempre al revés", dijo a Télam esta tarde una fuente del directorio del grupo.

En base a las resoluciones vigentes, enero de 2018 es la fecha límite que deben esperar las operadoras telefónicas para poder sumar televisión en su oferta conjunta para los consumidores.

El Grupo Clarin, por su parte, será el primer cableoperador que ofrezca telefonía móvil a través de la empresa Nextel, que en la actualidad atiende el 1% del mercado local y que ya recibió el visto bueno para brindar datos móviles (4G) en la banda de 2,5-2,6 Megahertz.

La cuenta que hacen en el Grupo es que ya invirtieron U$s170 millones en la adquisición de Nextel, otros U$s 150 millones en la compra de las licencias para usar las frecuencias y "otros U$s500 millones para el despliegue" de la infraestructura necesaria para adecuar Nextel a la nueva tecnología.

Esto suma en total U$s820 millones de inversión "antes de empezar a tener clientes", lo que esperan que sucederá a partir de "junio de 2018".



En alrededor de 15 días hábiles se deberán definir los términos económicos de la habilitación de Nextel para dar 4G, que según ya trascendió incluirá un canon a pagar al Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), más "la entrega al Estado de 60 megas de los 120 que tiene la empresa".

La previsión es que el Estado, a través del Enacom, pondrá esos megas en la banda de 2,5 y 2,6 a disposición de los otros actores del mercado.



Justamente el Enacom aprobó ayer el proyecto de Nextel para que se convierta en el cuarto operador de servicios de 4G, lo que calificó como un "hito para las comunicaciones argentinas".

La decisión reverdeció las diferencias entre las operadoras de móviles, que participaron de la subasta de 4G en octubre del año 2014 y el Grupo Clarín.

Las primeras sostienen que sufren una discriminación por la imposibilidad de dar servicios audiovisuales, y Clarín se muestra como la única empresa del sector manejada por capitales nacionales.

Desde Enacom aclararon que "no están cerradas las cuestiones económicas", con las cuales esperan generar un equilibrio que asegure una competencia sana entre las empresas preexistentes y el nuevo operador.