Unión Europea asumirá dura postura con Reino Unido en procedimientos de separación

La Unión Europea asumirá una dura postura durante las negociaciones de separación del Reino Unido, mostró un sondeo de economistas, mientras que una caída del valor de la libra esterlina se encamina a elevar la inflación por encima de la meta del Banco de Inglaterra para el año próximo.
La preocupación sobre cuánto podría subir la inflación ha dividido la visión de los economistas sobre las tasas de interés. Veintisiete de los 53 encuestados predicen un recorte de las tasas de interés en el cuarto trimestre, mientras que 22 estiman que será por 15 puntos porcentuales. En tanto, 26 no creen que se tome ninguna decisión este año.
Una mayoría de británicos votó el 23 de junio por abandonar el bloque económico y político. La primera ministra Theresa May ha dicho que pondrá en marcha el artículo 50, que da inicio a la cuenta regresiva de dos años para separarse de la UE, antes de fines de marzo.
Muchos ahora sospechan que May se está inclinando por un "Brexit duro", lo que significa que podría dejar de intentar permanecer en el mercado único de la UE para imponer controles a la inmigración. Una medida de este tipo podría perjudicar el comercio, particularmente los servicios, y dañar la inversión extranjera.
"Bajo esas circunstancias, la UE probablemente adopte una postura dura para recordarle al Reino Unido, y por supuesto a otros miembros de la UE, que debe suscribir al libre movimiento de trabajadores si quiere tener acceso al mercado único", dijo Peter Dixon de Commerzbank.
Todos menos uno de los 27 economistas encuestados en la última semana que respondieron una pregunta adicional dijeron que esperaban que la UE asuma una posición dura o muy dura con Reino Unido.
Cuando fueron consultados sobre qué actitud debería adoptar la UE, los participantes estuvieron un poco más divididos. Dos terceras partes dijo que debería ser dura o muy dura en las negociaciones.
El mismo panel de economistas que cubren el Reino Unido fue casi unánime antes del referéndum en advertir que una votación a favor de dejar la UE dañaría la economía, y predijo correctamente que esto desencadenaría una profunda caída de la libra esterlina.

reuters