Daer confirmó que el paro está descartado y crece la tensión con Pablo Moyano

Héctor Daer, uno de los jefes de la CGT, afirmó que "por supuesto" está descartado el paro nacional que había votado el Comité Confederal de la central unificada, y elevó la tensión con Pablo Moyano, que sigue amenazando con una ruptura.
El integrante del triunvirato celebró el anuncio del Gobierno de un otorgar un bono de 1.000 pesos y acotar el pago de Ganancias, el mismo que ayer el hijo de Hugo Moyano -que es secretario gremial de la CGT- calificó como "vergonzoso".
"Por supuesto (que el paro quedó desactivado), estamos encauzados en encontrar caminos que vayan acercando las diferencias que venimos teniendo", afirmó Daer. "Ahora nos queda el miércoles una convocatoria y creo que los empresarios, más allá de las declaraciones altisonantes que están teniendo algunos, deben tener una responsabilidad histórica y entre todos tenemos que acordar una suma que recomponga en parte la pérdida del poder adquisitivo", dijo en Radio Nacional.  
Daer señaló que en las conversaciones de ayer con funcionarios nacionales, "dimos un paso en recomponer, por lo menos, una caída muy grande en los sectores más desprotegidos en términos de ingresos, que son los jubilados y los sectores que tienen asistencia a través de la Asignación Universal por Hijo". "Uno en esto tiene claro que lo único que genera son pasos hacia lograr objetivos más amplios que es lograr una sociedad mucho más justa y más equilibrada", se esperanzó.
El dirigente del gremio de Sanidad y diputado nacional fue consultado también sobre las críticas de Pablo Moyano y su amenaza de irse de la central. "Pablo es un dirigente que tiene esa costumbre de adjetivar permanentemente los actos. Respeto las expresiones, (pero) no hay lugar para una ruptura, a nosotros nos costó mucho la unidad", replicó.
Pablo Moyano dijo que "el bonito o la migaja que anunció el señor Triaca es vergonzoso". "Debería haber sido un bono importante, de tres mil o cuatro mil pesos, ¿qué haces con mil pesos?", cuestionó el camionero, que también adelantó que se juntará con el triunvirato para  "que nos expliquen en qué avanzó".
El dirigente de Camioneros había amenazado días atrás con abandonar la CGT si no se concretaba el paro, que ahora Daer descartó. Por ahora, Moyano evitó volver a salir al cruce de "los tres muchachos del triuvirato" -como los llamó el fin de semana-, pero se espera que este mediodía encabece un acto por una protesta de su gremio en la Casa de San Juan. Allí, podría hacer alguna definición más importante.
La posición de Pablo es parte del habitual juego a varias puntas de su padre Hugo Moyano, quien al mismo tiempo que le da juego a su hijo para presionar al triunvirato por lo bajo estaría avalando las gestiones de su hombre en el triunvirato, Juan Carlos Schmid. Incluso, se habría visto con Macri en las últimas semanas.
Mientras amenaza con dinamitar la unidad de la CGT, Pablo Moyano es tentado por las CTA para armar un paro nacional junto a La Bancaria de Sergio Palazzo y la Corriente Federal de los Trabajadores. "Lo haríamos juntos. Yo vengo hablando con Pablo y otros dirigentes como Palazzo y Yasky y es probable que hagamos un paro", adelantó ayer el titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, 
De hecho, ayer después del anuncio del Gobierno, Pablo Moyano se mostró con Víctor Santa María, Hugo Yasky y otros dirigentes de la CGT y la CTA en la presentación del índice de inflación del Instituto Estadístico de los Trabajadores.