Para el presidente de Toyota, el Gobierno logró "bajar el costo de la producción argentina"

 "Yo no tengo ninguna duda de la Argentina. Uno puede ver que hay proyectos de infraestructura o se han tomado medidas que le bajan el costo a la producción argentina", subrayó a Télam el presidente de Toyota Argentina.

El ejecutivo afirmó que "eso es bueno porque permite generar nuevo potencial de mercado para desarrollar y exportar".

"Recibimos un montón de señales que nos ayudaron a la competitividad", aseguró el presidente de Toyota, quien precisó que "la eliminación de los derechos de exportación, la reducción de los costos asociados que teníamos en el puerto, y lo que viene hacia adelante en planes de infraestructura, van a mejorar muchísimo la competitividad que es uno de los temas que tiene la Argentina si quiere seguir creciendo como fabricante de vehículos".

Subrayó que "Latinoamérica es un mercado muy bueno, en el cual Argentina puede seguir vendiendo sin ningún problema", y destacó que en los próximos meses "va a haber un trabajo muy fuerte en la competitividad de los productos argentinos para seguir creciendo en el nivel de exportaciones".

"No es algo fácil, a nosotros nos costó muchísimo y trabajamos con toda la cadena de valor para bajarle el costo y ser competitivos en toda Latinoamérica", indicó Herrero, quien puntualizó que "es algo que se puede, y el Gobierno está trabajando muy fuerte en esa dirección".

Recibimos un montón de señales que nos ayudaron a la competitividad"
La marca japonesa presentó este mediodía un nuevo modelo de vehículo, Yaris, que se ofrecerá en el mercado a $ 347.000.

Este modelo, que fue adelantado el año pasado en el Salón del Automóvil de Buenos Aires y es importado de Tailandia, tiene un motor naftero de 1,5 litros y sistema VVT-i, de apertura variable de válvulas, que entrega 107 caballos de fuerza.

Además posee una caja automática CVT (de relaciones continuamente variables), que permite fijar relaciones en siete marchas.

Hace poco más de un mes, Toyota completó este año el abastecimiento de América Latina, con sus pickup Hilux y SW4, producidos en la planta de la localidad bonaerense de Zárate.

"El balance es muy bueno porque toda Latinoamérica aceptó la calidad con que se fabrica en Argentina", señaló Herrero, al tiempo que puntualizó que "Toyota Corporation confirmó que, de ahora en más, toda Latinoamérica se va a abastecer desde Argentina y eso genera la posibilidad de seguir creciendo".

Reseñó que "Brasil, que es el principal motor de Latinoamérica, hoy está un poco caído", y precisó que "de un mercado de 4 millones de vehículos, este año va a terminar en 2,5 millones".

Sin embargo, estimó que el mercado automotor brasileño "se va a ir recuperando y, en la medida que suceda, significará mayor volumen de producción para nosotros", y aseguró que "el año que viene va a ser mucho mejor".

"Yo no tengo dudas de que el mercado argentino va a crecer este año con respecto al año pasado, y creo que el año que viene va a crecer mucho más", sostuvo el ejecutivo, quien consideró que "hay que seguir defendiendo a nuestros clientes y darles más opciones y más alternativas".

Remarcó que, en Argentina, "el año próximo estamos pensando en producir un 30% más que este año", es decir, que llegarán a las 140.000 unidades, de las cuales 70% se destinarán al mercado externo y el resto al interno.

"Nosotros elegimos un camino de proyecto sustentable. Siempre trabajamos para tener un equilibrio entre el mercado de exportación y el doméstico", afirmó Herrero.

"Hicimos un proceso de localización muy fuerte porque entendemos que Latinoamérica tiene todavía algunas inestabilidades del tipo de económico y creemos que la única manera de alcanzar un crecimientos sustentable, donde uno cada año haga una unidad más que el anterior, tiene que ser de forma equilibrada entre la exportación y la importación".

Destacó que "el proyecto de Toyota funcionó, porque arrancó con 600 personas haciendo 10.000 camionetas, y hoy son 5.000 (trabajadores) para hacer 140.000 vehículos".

Explicó que "el modelo funciona sobre las bases de entender que para competir globalmente, uno tiene que ser fuerte regionalmente".