Macri en IDEA: citó a Perón y dijo que "el año que viene vamos a volver a crecer”

El presidente Mauricio Macri aseguró esta noche que el año próximo la Argentina “volverá a crecer”, al tiempo que le pidió a los empresarios que se “comprometan” para generar desarrollo y empleo y tengan “obsesión por la productividad”.

“El año que viene vamos a volver a crecer”, sostuvo el mandatario tras enumerar las condiciones en las que encontró al país al asumir la presidencia.

"El desafío central es que tengamos todos la obsesión de la productividad", señaló el mandatario ante los empresarios y continuó: "Como le digo a los compañeros gremialistas, lo decía el general (Juan Domingo) Perón, que la estrella polar del país debe ser la productividad", dijo Macri.

“El tema es que entendamos definitivamente que esta es la casa de todos pero que no depende de un presidente sino de lo que hacemos cada uno de los argentinos. Todos tenemos algo que aportar”, señaló.

En esa línea exhortó a los empresarios presentes: “Les pido compromiso, entusiasmo, ganas. Poner solidaridad y el corazón” y les recordó: “Ustedes tienen muchísimo más talento y capacidad de crear y ahí distribuir, de trabajar al servicio de la gente”.

En la cena de apertura del 52° Coloquio Anual de IDEA que se desarrolla en Mar del Plata, el presidente también se dirigió a los sindicalistas a quienes les “muchas frustraciones acumuladas” pero les pidió dirigirse a la Mesa de producción y el trabajo, que –informó- creó por decreto. “Hay un espacio para dialogar sector por sector y esperamos que muchas mesas se desprendan de esa mesa. Este desafío nos tiene que convocar a todos”, les aclaró a los sindicalistas que por estas horas están analizando si realizan o no un paro de 24 horas.

Macri es el primer presidente en concurrir al coloquio en los últimos 15 años, ya que el último en asistir fue Fernando de la Rúa en octubre de 2001.

“Vine por primera vez hace muchos años pero nunca imaginé que vendría como presidente de la nación. La mayoría pensó que yo estaba medio loco”, dijo el presidente antes de enumerar las cosas que propuso en su discurso de 2015, que ofreció como candidato a presidente, días antes de las elecciones y que –según detalló- están encaminadas.

“Todo esto pasó en este año. Este cambio de clima hizo que tuviéramos anuncios de 48.000 millones de dólares de inversiones de acá a 2019”, indicó el presidente, lo que interpreta como “un fuerte compromiso” del sector empresario que “apuesta a una nueva etapa de la Argentina”.

Macri también celebró que en lo que va de su gobierno se haya recuperado “un clima de sana convivencia, sin agresiones y sin que nadie se crea dueño de la verdad. Esto no significa que las cosas que tenemos por delante vayan a ser fáciles. Nunca lo fueron. Este mundo lleno de desafíos pero también hay oportunidades”. Entre las oportunidades enumeró la producción de alimentos, la minería sustentable, la energía renovable y el turismo.

Cuando se refirió a la “obsesión por la productividad”, el presidente se comprometió a que el Estado sea quien dé “los primeros pasos y más eficientes”. “El Estado no puede ser una carga. Tiene que ser un facilitador. Por eso lanzamos este Plan de Infraestructura. Tratamos de simplificar y reducir impuestos y hacerlos más eficientes”.

“Queremos que formarse en el estado valga. Y que si sirve se vaya al sector privado y luego vuelva, porque somos todos partes del mismo equipo”, añadió. También exhortó a los presentes “a ofrecer a los argentinos mejores productos y mejores precios”.

En otro orden, el presidente mencionó que otro desafío de su administración es la educación y consideró que “la educación pública es la herramienta. No hay que ahondar la fractura entre los que pueden y los que no la pueden pagar”.

Y en esa línea explicó que se viene un programa de evaluación porque –estimó- “hay que saber dónde estamos. Seguramente nos va a doler, como cuando supimos que el 32 coma algo es el índice de pobreza de la Argentina. Pero como tenemos amor propio, nos enteramos y decimos: a la tarea. Por eso firmaron todos los ministros de educación del país” para participar de esta evaluación.

“Tenemos que lograr que todos nos sentemos a corregir esto: docentes, padres, gobierno. Hay que formar y dar herramientas a nuestros jóvenes. Es importante que se sientan desafiados”, agregó.

Al iniciar su discurso –que duró casi media hora- saludó a los presentes, especialmente al gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, a quien llamó “el marido del año” y felicitó por “haber apostado al amor” tras su casamiento con Isabel Macedo.