Basilea publica reglas finales para lidiar con bancos "demasiado grandes"

Los reguladores globales publicaron las reglas finales para limitar el impacto de los problemas de grandes bancos en los mercados financieros.
Las regulaciones deben aplicarse a los 30 bancos más grandes y "sistémicamente importantes" del mundo, como Goldman Sachs, HSBC y Société Générale, en un intento por garantizar que tengan suficientes recursos a los que recurrir durante una crisis para evitar rescates financiados por los contribuyentes.
Los bancos tendrán que emitir miles de millones de dólares de la llamada deuda con capacidad total de absorción de pérdidas (TLAC, por su sigla en inglés) que puede ser amortizada para evitar acabar con todo su capital en una crisis.
El TLAC se considera una herramienta clave para poner fin a bancos "demasiado grandes para quebrar", pues permite que cerrarlos de forma ordenada sin el caos que se vivió cuando Lehman Brothers colapsó en 2008.
El Comité de Basilea de supervisores bancarios publicó las reglas finales de TLAC el miércoles para limitar la cantidad de bonos de un banco que pueden estar en poder de otro banco.
Los bancos tendrán autorización para comprar bonos TLAC de otros prestamistas hasta ciertos límites, pero Basilea también realizó cambios tras recibir comentarios y opiniones de la industria.


reuters