A pesar del bloqueo de China, Argentina recupera terreno en exportaciones agrícolas

El país volvió a aparecer entre los primeros exportadores en varios productos. El boom del trigo y el maíz.
La apertura de las exportaciones agrícolas impulsada por el gobierno de Mauricio Macri tras las trabas impuestas por el kirchnerismo comenzó a mostrar sus primeros resultados positivos en lo que respecta al posicionamiento del país a nivel mundial.

Los datos son contundentes. Durante la presente campaña 2015/2016 la Argentina continuará siendo el primer exportador de aceite de soja con cerca de 5,9 millones de toneladas por encima de Brasil que remitiría al exterior 1,5 millones de toneladas.
Esto se produce a pesar del bloqueo que impuso China al aceite de soja argentino a modo de represalia por el freno en las obras de las represas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner en la provincia de Santa Cruz, tal como adelantó La Política Online.
En tanto, según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), nuestro país se convertirá esta campaña en el segundo exportador mundial de maíz (detrás de EE.UU.) debido, principalmente, a una importante caída en la cosecha de Brasil.
De esta manera, EE.UU. exportaría 48,2 millones de toneladas de maíz, mientras que la Argentina llegaría a vender al exterior un total de 19,5 millones de toneladas, al tiempo que el tercer puesto lo comparten Ucrania y Brasil con 16,5 millones de toneladas.
En relación a las exportaciones de harina de soja, nuestro país, en la campaña 2015/2016 y como sucedió en las anteriores, sigue firme como principal exportador mundial de este producto con 30,6 millones de toneladas vendidas.
Respecto al biodiesel, la Argentina quedaría en tercer lugar en el ranking de producción con 2 millones de toneladas. “Si bien se dará un aumento productivo, no alcanza para ubicarnos en los primeros puestos que ostentamos en su momento”, señaló la BCR.
Un dato más que importante es la recuperación que se prevé para la producción de trigo tras de la intervención kirchnerista dispuesta en 2006 que terminó con la quiebra de miles de productores con el supuesto propósito de proteger “la mesa de los argentinos”.
Así las cosas, según el informe de la entidad rosarina, la Argentina estaría exportando en 2015/2016 cerca de 9,1 millones de toneladas de trigo, detrás de la Unión Europea, Canadá, EE.UU., Ucrania y Australia y por delante de Kazakhstan.
Por de pronto, en el periodo enero/septiembre de este año, las exportaciones de harina de trigo aumentaron 32% en volumen y 28% en divisas respecto del mismo lapso del año pasado (se exportaron 422.537 toneladas a un valor de u$s 133,5 millones).
Cabe mencionar que para durante la presente campaña el Departamento de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales (BCBA) proyectó una cosecha de trigo de 12,5 millones de toneladas, un 21% más respecto al ciclo 2015/16.
En este sentido, en el gobierno bonaerense, a través del ministro de Agroindustria Leonardo Sarquís, calculan que la provincia podría exportar a Brasil alrededor de 4 millones de toneladas de trigo (en Buenos Aires se produce un 70% del total del país).