TECNOLOGÍA DE FORJADO Desarrollan una prensa transportablepara optimizar los procesos de forja

Con el objetivo de mejorar el proceso productivo del forjado de acero en caliente en Argentina, profesionales del INTI diseñaron un equipoque permite simular el funcionamiento de una prensa industrial. La herramienta, única en su tipo, es liviana y fácil de transportar.
Foto: INTImedios

La prensa didáctica es una de las herramientas que ofrece el INTI para ayudar a mejorar la competitividad del sector de forjado, considerado un área estratégica de la industria. Ver video
Las piezas elaboradas con acero forjado en caliente ocupan un lugar preponderante en la industria nacional, principalmente en la fabricación de componentes de maquinarias agrícolas y automóviles. Con el objetivo de sensibilizar tanto a empresarios como a estudiantes sobre ciertas características del proceso de forjado, especialistas del INTI diseñaron una prensa didáctica transportable.
"El nuevo equipo fue concebido con el fin de mostrar al sector de forjado las ventajas de reemplazar las tecnologías tradicionales que se utilizan en el país (prensas de fricción) por máquinas accionadas por motor eléctrico, que permiten reducir el consumo de energía”, explica Daniel Martínez Krahmer, coordinador del Área Máquinas y Herramientas del Centro INTI-Mecánica, desde donde se impulsó el trabajo. “También servirá para explicar a estudiantes cómo funciona una prensa de forjado en el mismo ámbito académico, sin la necesidad de llevarlos a una fábrica”, agrega. 
El dispositivo simula el funcionamiento de una prensa industrial, pero en lugar de compactar metal emplea plastilina, material que posee un comportamiento cuyas ecuaciones de plasticidad son similares a las de un acero en caliente. Responde de manera análoga a las variaciones de temperatura, velocidad, diámetro de la pieza y grado de aplastamiento. 

La altura del equipo es de medio metro, pesa seis kilogramos y medio, funciona a partir de un motor eléctrico y puede hacer más de mil kilogramos de fuerza. Asimismo está conformado por cuatro columnas estructurales instrumentadas con un sistema de “stain gauge” o de estampillas, que a través del estiramiento de las columnas —provocado por la fuerza de forjado— permite medir la carga que se necesita para configurar cada pieza en la prensa.

“El desarrollo también se llevó adelante con el fin de generar conciencia en las empresas sobre la importancia de instrumentar controles electrónicos, para medir la fuerza de forjado y evitar pérdidas económicas. En los casos en los que una pieza a forjar requiere más carga que la nominal de la prensa se corre el riesgo de romper la matriz o cuestiones aún más graves como que se deforme, fisure o fracture algún componente de la máquina”, advierten Germán Abate y Alejandro Simoncelli del Centro de INTI-Mecánica.  
El equipo ya está a disposición de la industria nacional y se suma a las herramientas de simulación que ofrece el INTI para optimizar los procesos de forjado. “La implementación de estas ideas permitirá no sólo reducir los tiempos de desarrollo, sino también la incertidumbre a la hora de presupuestar piezas y una disminución del desperdicio de materias primas”, concluye Krahmer.