Sturzenegger: sistema financiero enfrenta desafío de mantener rentabilidad con menor inflación

Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central (BCRA), advirtió hoy que a medida que se consolide el proceso de desinflación el sector bancario local deberá enfrentar una menor rentabilidad.
Al exponer durante el 32º Congreso Internacional de Marketing Financiero, que comenzó hoy en esta Capital, el titular del ente monetario señaló que en los últimos años "el sector financiero recibió un abundante subsidio: el del impuesto inflacionario (...) uno de los impuestos más regresivos y distorsivos que existen" que no solo "carcomió" el poder adquisitivo de los salarios, sino también "sus horizontes de ahorro e inversión".
Pero advirtió que cuando baje la inflación, proceso que auguró "se consolidará cada vez más", el tamaño de ese subsidio implícito se reducirá considerablemente, "lo que acotará la rentabilidad del sector y ocasionará por ende que las entidades financieras gocen de menor holgura".
Frente a ese escenario, Sturzenegger consideró que el sistema financiero tendrá que expandirse no solo mediante la captación de depósitos transaccionales sino de aquellos fondos "que representen el uso del sistema como vehículo de ahorro". Además, previó un "reordenamiento integral de las transacciones financieras, a fin de mejorar el alcance y reducir los costos fijos de operación".
Sturzenegger explicó que para que crezcan los depósitos, lo bancos tendrán que remunerar "al depositante de manera adecuada, para que canalice sus ahorros hacia el sistema financiero doméstico, y éste pueda transformar dichos fondos en crédito a más largo plazo orientado a estimular la producción local".
El titular del Central consideró que en ese contexto las "Unidades de Vivienda" o UVIs que impulsó el Banco Central cobrarán gran importancia, gracias a la recientemente sancionada Ley de Sistema de Ahorro para el Fomento de la Inversión en Viviendas "Casa de Ahorro".
Sturzenegger consideró que "este tipo de depósitos permite que los argentinos ahorremos en algo que preserva el valor del fruto de nuestros sacrificios a lo largo del tiempo. A la vez, garantiza fondeo de mayor plazo, y se convierte así en una valiosísima fuente para el otorgamiento de créditos a plazos todavía más largos".
Por otro lado, advirtió que al caer los márgenes de rentabilidad como consecuencia de la menor inflación, los bancos tendrán que mejorar también la eficiencia de las operaciones. Para eso, dijo que el BCRA "viene tomando muchas medidas para reducir los costos y desburocratizar las operaciones financieras, de modo tal que esto se traduzca en servicios financieros más ágiles, inclusivos, baratos, de mejor calidad y más transparentes para toda la sociedad".
En ese marco, recordó que la autoridad rectora implementó varias medidas para generar lo que considera una "revolución" en los medios de pago en Argentina, entre ellas la norma que en junio habilitó nuevos canales para la realización de transferencias de fondos a través de la Plataforma de Pago Móviles. Con esa medida se busca que cada vez más pagos se realicen a través de transferencias entre cuentas, "por lo que para ello es preciso que los dispositivos móviles, como celulares y tabletas, puedan ser realmente 'billeteras' con los cuales abonar en comercios y demás, a través de las aplicaciones móviles de los bancos".
Al mismo tiempo, el Central dispuso que los bancos provean de aplicaciones al estilo de un "Botón de pago" para todos aquellos clientes receptores de fondos, mediante los cuales podrán recibir transferencias inmediatas por parte de sus respectivos compradores.
"El horizonte es una sociedad con menor uso de efectivo, lo cual permitirá no sólo un grado muy superior de seguridad en las transacciones, sino también menos informalidad, y por ende un reparto mucho más equitativo de las cargas tributarias entre toda la sociedad", explicó el titular del Central.
Sturzenegger consideró que es necesario acompañar ese proceso "de un intenso estímulo a la competencia en el sector", y recordó que un reciente informe de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) puntualizó "falencias competitivas" en el segmento de tarjetas de crédito "que debemos remediar".
"El objetivo es un negocio vibrante y competitivo en contraposición a un negocio rentístico", resumió el titular del BCRA, y concluyó que "la apertura del mercado a nuevos jugadores, a nuevas modalidades, la apertura del mercado de adquirencia, una de las recomendaciones de la CNDC, generará un mercado muchísimo más amplio".