Sturzenegger admitió que reacomodar la economía sumó "12 puntos a la inflación”

El presidente del Banco Central (BCRA), Federico Stuzenegger, reconoció hoy que lasmedidas que tomó inicialmente el Gobierno para reordenar la economía le “agregaron 12 puntos a la inflación inercial” que venía de arrastre de la gestión anterior, pero destacó que “la inflación será del 1,5% mensual en el último trimestre”.
Al disertar en el cierre de las Jornadas Monetarias y Bancarias, Sturzenegger sostuvo que “una economía sin inflación es una economía con crecimiento estructural y con aumento de la productividad, en donde caen los riesgos”.
El titular de la autoridad monetaria reiteró el objetivo de “metas de inflación” que tiene la entidad a su cargo, con el propósito de “llegar al 5% anual en 2019”.
Sturzenegger señaló que el Banco Central se encontró con “un proceso de evolución de la cantidad de dinero (emisión monetaria) que estaba muy acelerado; la unificación cambiaria y la eliminación del cepo, con una corrección del tipo de cambio del 60%; los cambios en los precios relativos (que involucraron las tarifas y las retenciones); los pasivos a futuro”, como los contratos de dólar a futuro.
El funcionario señaló que “el resultado de estos reacomodamientos implicó sumarle a la inflación inercial unos 12 puntos”, pero destacó que eso tomó “ocho meses” de gestión, ya que “la inflación volvió en agosto a los niveles del año pasado”.
Tras recordar que los “cuatro objetivos” del Gobierno eran “eliminar el cepo (cambiario), resolver el conflicto con los holdouts, bajar la inflación y reducir la presión fiscal”.
Sturzenegger planteó que la decisión del BCRA de anunciar que “íbamos a ir (como objetivo) a metas de inflación, generó certidumbre respecto de las expectativas“ en el mercado financiero.
Otro de los hitos que marcó, en relación con el trabajo realizado entre la entidad y el Poder Ejecutivo, es haber limitado este año en $ 160 mil millones, el monto de transferencias del Banco Central al Tesoro.
Aunque sin mencionarlo, minimizó las diferencias con el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, respecto a las cifras de inflación y sostuvo que “el impuesto inflacionario le pega más al que menos tiene”.
Sturzenegger consideró que “hay que poner el foco en las metas de inflación” para lograr el crecimiento económico y no en otras variables y puntualizó que si los cambios se hacen con coherencia” la baja del índice de precios al cinco por ciento anual “pueden ser más rápidos” que el objetivo propuesto para 2019.
En el cierre de las Jornadas Monetarias y Bancarias también disertaron los presidente de los bancos centrales de Brasil, Ilan Goldfajn, y de Chile, Rodrigo Vergara.
Goldfajn sostuvo que “hay abundancia de liquidez en el mundo” y que “estamos en un período benigno para los mercados emergentes, aunque no creo que esto dure mucho tiempo”.
Vergara, por su lado, subrayó la necesidad de que los bancos centrales sean independientes y comentó que en su país, el banco central tiene “prohibido financiar al Fisco ya sea directa o indirectamente”.