Se revirtió la caída constante de los últimos cuatro años Las ventas de maquinaria agrícola comenzaron a recuperarse

En el marco de las acciones que viene realizando el Ministerio de Agroindustria para generar empleo, arraigo y mayor producción agrícola, se registró durante el primer semestre del año un repunte en la venta de maquinaria de 13,4% en tractores y un 15,3% de cosechadoras.

"El sector ha experimentado una mejoría en sus ventas lo que provoca una mirada optimista hacia el futuro, desde la cartera, con la creación misma de la Dirección de Maquinaria Agroindustrial se están preparando acciones orientadas a continuar con el incentivo de compra de maquinaria", señaló el secretario de Agregado de Valor, Néstor Roulet.

Específicamente, en el primer semestre de 2016, la facturación por venta de maquinaria agrícola creció 3% en dólares respecto a igual período del año anterior de acuerdo a datos publicados por el INDEC.
En pesos, el incremento es récord, alcanzando la suma de $ 7.322 millones, un 68% más que el primer semestre de 2015.

En lo que respecta al rubro sembradoras, uno de los subsectores más castigados, el incremento superó el 45%, que se correlaciona con el aumento del área sembrada de trigo, experimentado en los últimos meses.

Roulet explicó que "la meta es estimular la competitividad de las empresas fabricantes de estos bienes de capital y aumentar la productividad incorporando mayor tecnología en los campos, lo cual se logra con medidas como las que se han tomado de quita de retenciones al trigo y maíz y la disminución a la soja, acompañada por la política de tasas de financiación a mediano plazo".

Por su parte, el director nacional de Maquinaría Agroindustrial, Hugo Ribba, remarcó que "es destacable que las máquinas demandadas son de mayor tamaño y equipamiento tecnológico, y por ende de mayor valor unitario, lo cual incrementa el valor de las inversiones realizadas por los productores".

Al tiempo que revalorizó el doble rol de la dirección a su cargo: "Debemos estimular al industrial para producir el equipamiento y al productor que necesita mejorar sus equipos para producir de manera más eficiente y mejor".

Según los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) durante el semestre pasado se vendieron 2.565 tractores, 461 cosechadoras y 3.547 implementos.

Es importante destacar el alto grado de participación de la producción nacional en la maquinaria agrícola, lo cual implica que si aumentan las ventas, se genera mayor empleo genuino, no sólo en el rubro, sino también en actividades complementarias como por ejemplo: fabricación de matrices, tornería, soldadura, pintura, servicios de comercialización y pos venta, entre otros. 

De acuerdo a datos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el sector de la maquinaria agrícola está compuesto por 860 empresas fabricantes, sumado a 290 empresas dedicadas a los implementos y agropartes, en su gran mayoría son pymes radicadas en las provincias de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires y Entre Ríos.