Se inauguró en Tucumán la primera reserva que será gestionada por una universidad privada

Autoridades de la Universidad de San Pablo-T presentaron en sociedad el área que protegerá la vida silvestre de 900 hectáreas de yungas de la segunda región con mayor biodiversidad del país.

En un escenario natural y con el atardecer como telón de fondo, las autoridades de la Universidad de San Pablo Tucumán (USP-T) presentaron a la comunidad la Reserva “San Pablo”, que preservará 900 hectáreas de yungas y montañas de la región de Villa Nougués, en el oeste de Tucumán.

En el marco de la conmemoración de su noveno aniversario,  miembros de la comunidad universitaria, representantes del gobierno de la Provincia, de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán y de la Comuna de San Pablo, celebraron junto a los vecinos del lugar e invitados especiales la puesta en marcha del proyecto, que protegerá a una de las regiones de mayor biodiversidad del país.

La fundadora de la USP-T, Catalina Lonac, destacó la importancia de la iniciativa en la búsqueda de la preservación del medioambiente. “Este es nuestro legado en el año del Bicentenario: esta reserva de 900 hectáreas de gestión privada. Esto es patrimonio de todos los tucumanos, como lo es esta universidad”, resaltó la presidenta de la Fundación para el Desarrollo. Remarcó, además, la invitación a todos los tucumanos que deseen conocerla, adelantando que contará con caminería y la posibilidad de recorrerla en el marco de visitas guiadas.

Una región de vital importancia

Los biólogos que dirigen el proyecto, Juan Pablo Juliá y Pablo Quiroga, remarcaron que las especies del lugar serán permanentemente monitoreadas con los métodos científicos más avanzados para su correcta conservación. Los profesionales encabezarán el equipo que, desde la base científica, buscarán optimizar la preservación de la vida silvestre y el ecosistema de la región.

Ambos coincidieron en destacar la importancia del compromiso de las empresas privadas con el medioambiente. “En un país en el que más del 90% de la tierra es privada, necesitamos preservar al menos un 12% si queremos seguir las recomendaciones de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Necesitamos que haya más empresarios y más organizaciones privadas que tengan esta visión y esta generosidad”, analizó Juliá. 

La novedad de la reserva es que se trata de la primera gestionada por una universidad privada en Argentina. Protegerá a una zona que ocupa el segundo puesto de mayor biodiversidad del país. Está ubicada en la ecoregión selvática conocida como “yungas”, a lo largo de las laderas orientales de las sierras subandinas. Abarca altitudes que van desde los 600 hasta los 3.000 metros sobre el nivel del mar.

El legado de la USPT

El acto de inauguración, que se realizó el miércoles, comenzó antes del atardecer en el límite de la reserva, en plena montaña. Allí, un cartel vial que indica el inicio del espacio protegido fue descubierto por el rector de la USP-T, Horacio Deza; el vicerrector, Ramiro Albarracín; el tesorero de la Fundación para el Desarrollo, Jorge Rocchia Ferro, el titular del Ente Tucumán Turismo, Sebastián Giobellina y los biólogos que dirigen el proyecto.

Más tarde, en el campus universitario ubicado en la localidad de San Pablo, se exhibió un video realizado en el espacio de la reserva, en el que se pudo apreciar a las especies animales, los saltos de agua, la vegetación y el paisaje que quedarán protegidos bajo esta iniciativa. El comisionado comunal, Daniel Castro, agradeció el legado de la Universidad. “No pasa inadvertido el hecho de que una inversión por parte de una universidad privada genere esta preservación del medioambiente, articule mecanismos para proteger lo que no es nuestro. Por eso, quiero agradecerles por comprometerse con este proyecto para mejorar la calidad de vida de toda la población”.

El rector Deza realizó un balance de los nueve años de vida de la institución que, consideró, derivaron en la reserva, el mayor legado de la universidad. “Académicamente, hoy contamos con 16 carreras de grado, cuatro maestrías y dos especializaciones de posgrado, 14 diplomaturas, seis cursos de educación contínua y seis tecnicaturas”, detalló. “Con todos estos progresos, no podemos dejar de sentir una enorme alegría de poder festejar este nuevo aniversario”, agregó la máxima autoridad académica.

Catalina Lonac cerró el acto visiblemente emocionada. “Este es nuestro legado a la Patria. Una Patria en la que creemos, una Patria a la que amamos y una Patria por la que trabajamos”, finalizó la empresaria. 

Del acto, además participaron la Secretaria de la Fundación para el Desarrollo, Mg. Catalina Rocchia Ferro; la rectora de la Universidad Nacional de Tucumán, Alicia Bardón, la subsecretaria de la Gobernación de Tucumán, Silvia Pérez, y los legisladores Enrique Orellana, y Eudoro Aráoz. Además, el intendente de Tafí Viejo, Javier Noguera y la concejal de San Miguel de Tucumán, Sandra Manzone. Tambien estuvieron presentes el Presidente del Ente Cultural, Mauricio Guzman y el Secretario de Medioambiente de Tucumán, Alfredo Montalván. 

​EN EL ACTO: La Fundadora de la Universidad, Catalina Lonac presentó 
la Reserva San Pablo.