¿Qué podemos esperar de aquí a final de año? Las bolsas europeas pierden más del punto porcentual al cierre

Fuertes caídas de las bolsas europeas ante el miedo inversor de que los Bancos Centrales poco puedan hacer ya por impulsar la economía global. "El trabajo ya está hecho, ahora se necesitan ver resultados, si los hay", nos comentaba un operador nacional a media mañana. Y ese es precisamente el problema. 

El miedo reside en que las economías mundiales no presentan crecimientos suficientemente asentados, mientras que las herramientas de los Bancos Centrales están prácticamente agotadas, y en algún caso como el de la Fed, se estén planteando salir de su ultra laxa política monetaria.

Podría verse por el lado positivo y entender que si el BCE no hace nada y la Fed se plantea subir tipos es una señal positiva de que no se necesitan nuevos estímulos. La cuestión es que las previsiones de crecimiento como decíamos son muy pobres, y los resultados empresariales siguen en recesión. Si a esto le unimos unas valoraciones de las bolsas exigentes y en máximos históricos, es normal que se inicie un proceso de toma de beneficios superior al visto en los últimos meses. 

En este escenario el Eurostoxx 50 -1,37% a 3.011 puntos. El Ibex 35 -1,76% a 8.836 puntos. 

Hoy la jornada no ha tenido referencias macro de importancia y los inversores la han utilizado más bien para plantearse en dónde estamos, y hacia dónde nos dirigimos. Los analistas de Renta 4 señalan a este respecto:

En cuanto a nuestras expectativas de mercado, y tras un agosto sorprendentemente tranquilo, se observa con el comienzo de septiembre cierta recuperación en los volúmenes de negociación de los mercados bursátiles, tanto por el retorno de los inversores tras la época estival como por las numerosas citas a tener en cuenta en las próximas semanas. De su resultado dependerá que las bolsas mantengan su fortaleza o veamos tomas de beneficios. 
En este sentido, estaremos pendientes de: 

1) Bancos centrales: BoE 15-sept (que esperamos que mantenga una actitud de esperar y ver tras los fuertes estímulos anunciados a principios de agosto), Fed 21-sept (probabilidad de subida de tipos del 28%), BoJ 21-sept (¿nuevos estímulos monetarios ante la ineficacia de los aplicados hasta ahora?). Los bancos centrales en modo expansivo (BCE, BoJ, BoE) deberán mostrar su capacidad para estimular crecimiento y normalizar inflación, mientras que la Fed tendrá que demostrar que puede ir normalizando de forma progresiva sus tipos de interés. 

2) Macro. Habrá que confirmar la estabilización del ciclo económico, con un impacto del Brexit que podría no ser tan negativo como inicialmente se temía, aunque queda aún mucho camino por delante (negociación del nuevo marco de relaciones entre Reino Unido y la Unión Europea). La evolución del ciclo será determinante para ver un punto de inflexión en las revisiones de beneficios empresariales. 

3) Riesgos pendientes: a) Políticos: España (cobra mayor probabilidad la opción de unas terceras elecciones en menos de un año), Italia (pendiente el referéndum sobre la reforma constitucional, previsto para octubre-noviembre, que en caso de triunfo del NO podría generar nueva incertidumbre política al poder conllevar la dimisión del primer ministro y retrasar las reformas económicas y del sector bancario necesarias), Estados Unidos (elecciones 8 noviembre, aunque con el primer debate Clinton – Trump previsto para el 26-septiembre); b) Banca italiana, donde aún deberá darse una solución a Monte di Piaschi a través de un rescate privado.

En resumen, son muchas las incertidumbres que deberán despejarse en las próximas semanas y de cuyo resultado dependerá la evolución de unas bolsas sobrevaloradas de aquí a final de año.