Prat Gay dice que los bancos pueden aportar u$s 255.000 millones para inversiones

“El sistema financiero argentino necesita adaptarse rápido al nuevo escenario, en especial los bancos”, fue la conclusión que dejó la exposición de Nicolás Masjuan, socio de Bain y Cia que anticipó la presentación del ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat Gay, en el Foro de Inversiones "Argentina to the World".

Sin embargo, la tasa de interés positiva que fija el Banco Central les da margen para atraer más depósitos y darle profundidad al sistema bancario. “Creemos que los bancos que ganen en los próximos diez años van a ser los que cambien de estrategia”, advirtió el experto que a la vez anticipó que las ganancias por préstamos tienen que pasar del 5% al 25% del profit pool del sector.
Con más del 70% de sus ganancias provenientes de los depósitos transaccionales de minoristas y no de los productos como préstamos hipotecas o seguros, la baja de la inflación activó la cuenta regresiva. Los bancos se enfrentan a una caída de los márgenes de rentabilidad y necesitan rediseñar su negocio.
Si la transformación del sistema financiero, con la creación del BYMA, la nueva ley de mercados financieros, la clasificación como mercado emergente y la toma de consciencia de que en el siglo XXI la banca va a ser uno de los sectores de la industria digital, el fondeo para la economía real puede trepar a un total de 255.000 millones de dólares.
Precisamente si el mercado de valores (equity market) crece 4 veces para alcanzar a países como México, Perú o Brasil en sus ratios de participación sobre el PBI, puede alcanzar los 122.000 millones de dólares. Y la banca puede aportar otros 133 millones de dólares.
En este punto, el ministro tomó la palabra para instar a los banqueros en la sala a incentivar sus decisiones de inversión. Tras recordarles que el objetivo de Macri es hacer subir la tasa de inversión del 16% del PBI al 25% para poder crecer, aseguró que van a tomar todas las medidas para hacer esto posible, desde la remoción de cepos a la ley de pymes y la ley de mercado de capitales.
En línea con sus palabras en el plenario previo: “Están en el lugar y el momento adecuado”, Prat Gay se centró en explicar por qué ahora conviene invertir. En primer lugar, destacó que la curva de tasas para soberana que estaba invertida en septiembre pasado, como cada vez que se anticipa un escenario de crisis económica, hoy se normalizó. “Hace seis meses estaba en default y hoy tenemos la tasa más baja de la historia” subrayó.
Además, en una exposición en la que el déficit fiscal brilló por su ausencia, destacó, como signo de que la contracción económica llegó a su fin, que la inflación depurada de tarifas, desde que la Ciudad de Buenos Aires tiene su propio IPC, este agosto tuvo su nivel más bajo este agosto al quedar en el 0,9% mensual, mientras que las ventas de cemento empezaron a repuntar.
Es que la teoría económica muestra que el mejor momento para invertir es el comienzo del ciclo de crecimiento, porque queda mucho tiempo de ganancias por delante antes de enfrentar la siguiente. Por eso destacó que entramos en una etapa de crecimiento “incipiente” y detalló “los cuatro pilares para la recuperación”.
En primer lugar, Prat Gay explicó que las paritarias ya cerradas con un promedio del 31% anual representan una mejora mensual promedio del salario del 2,5% y, por ende, aseguró que “Todos los meses que la inflación sea menor al 2,5%, los salarios superan a la inflación. Y hace dos meses que hay mejora del poder adquisitivo del salario”, remarcó.
En segunda instancia, dijo que Brasil también hizo piso en su caída y que eso traccionará las exportaciones Argentinas. Al respecto se mostró aliviado de que, encima de la herencia recibida, la economía argentina dejara se verse reprimida por el efecto contagio de la crisis brasileña.
En tercer lugar, destacó el poder del efecto multiplicador de la obra pública que acaba de reactivarse. Y por último recordó el dinamismo del agro y la agroindustria que ya han despegado.
Y, aunque dijo no tener pensado abordar el tema en la charla, sumó el sinceramiento fiscal como una oportunidad para los bancos “para intermediar ahorros peligrosamente sacados del sistema” que los ahorristas argentinos deberán blanquear antes del próximo abril.
Cuando miembros del auditorio le recordaron el tema del déficit fiscal y la corrección de la meta fiscal para el año próximo, Prat Gay aseguró que junto con la oposición resolvieron cumplir el fallo de la Corte Suprema mediante la Ley de Reparación Histórica y que esto sumó un 0,6% del PBI al gasto público. Además, recordó que la Corte Suprema los obligó a moderar la quita de subsidios y que este punto extra de costo fiscal no van a sacarlo de otro lado: “Creemos en el gradualismo dada la restricción social y política. Se trata de un cambio de circunstancias, no de políticas”, respondió.