Petrobras pasará por duro ajuste en los próximos dos años para reducir deuda

La petrolera Petrobras, mayor empresa de Brasil, pasará por un duro ajuste en los dos próximos años, con una reducción del 25 % de sus inversiones, venta de 19.500 millones de dólares en activos y corte de costos y de plantilla, para poder reducir el enorme peso de la deuda en sus operaciones.
El anuncio lo realizó el presidente de la petrolera estatal, Pedro Parente, en una rueda de prensa en la que presentó el nuevo plan de negocios de la compañía para el quinquenio 2017-2021.
"Es un plan que tiene dos años de preparación, de ajuste, de más aprieto, de más austeridad, para que podamos, al final de esos dos años, volver a crecer en condiciones saludables pero siempre disciplinadas", dijo Parente.
El objetivo del plan, explicó el ejecutivo, es reducir el actual alto costo de la deuda en las operaciones de la compañía, que provocó un fuerte salto en los pagos de intereses, un aumento de los costos de captación y la pérdida del grado de inversión que le habían ofrecido las agencias de calificación de riesgo.
La deuda neta de la compañía saltó desde unos 30.303 millones de dólares en 2011 hasta unos 118.200 millones de dólares a finales de 2015 básicamente, explicó Parente, por la inversión en proyectos sin retorno en los últimos años.
El director financiero, Iván Monteiro, explicó que el empeoramiento de la nota de calificación ha elevado las primas que el mercado le cobra para financiarse, por lo que la empresa prefiere hacer "un gran esfuerzo" para reducir costos antes que pagar más intereses.
Mientras que Petrobras pagaba intereses del 3,1 % anual por los papeles que lanzaba al mercado en 2013, ahora tiene que ofrecer el 8,6 %.
El valor pagado en intereses saltó desde 1.700 millones de dólares en 2009 hasta 6.300 millones de dólares el año pasado.
Petrobras se propone reducir la relación entre su deuda neta y sus beneficios operativos desde 5,3 en 2015 hasta 2,5 en 2018, meta que estaba prevista para 2020.
Adelantar el cumplimiento de esa meta "no es algo simple de hacer, pero es muy importante" para alcanzar "la salud financiera", en palabras de Parente.
El costo de la deuda, explicaron los dirigentes, se convirtió en un desafío adicional y mayor para la empresa, que ya había adoptado medidas de ajuste para reducir su tamaño y hacer frente a la crisis derivada de la caída de los precios del crudo, la recesión en Brasil, la depreciación del real y la corrupción.
Para hacer frente a ese problema, Petrobras anunció una reducción del 25 % de sus inversiones, desde los 98.400 millones de dólares del quinquenio 2015-2019 hasta los 74.100 millones de dólares para el período 2017-2021.
La empresa, controlada por el Estado pero con acciones negociadas en bolsa, también recortará aún más su plantilla, de la que ya fueron eliminados 9.670 puestos de trabajo desde 2014 con planes de despidos voluntarios así como 114.000 empleos de empresas subcontratadas.
La compañía también se fijó como meta reducir en un 18 % sus gastos operacionales hasta 2021, hasta 126.000 millones de dólares en los cinco próximos años.
También se propone elevar su plan de venta de activos, desde los 15.100 millones de dólares en 2015 y 2016, hasta 19.500 millones de dólares en 2017 y 2018, lo que supondrá deshacerse de sus negocios de biocombustibles, de distribución de gas licuado (GLP), de fertilizantes y de sus participaciones en petroquímica.
También pretende "reestructurar" su área de energía termoeléctrica y alterar el "posicionamiento" de su negocio de lubricantes, para concentrarse en la producción de hidrocarburos.
La empresa aclaró que el fuerte ajuste no le impedirá cumplir la meta operativa que ya se había impuesto, de elevar su producción de petróleo y gas natural desde 2,62 millones de barriles diarios en 2017 hasta 3,41 millones en 2021.
"Petrobras se deshará de algunos activos pero no será una empresa menor en petróleo y gas. Nuestra producción crecerá y llegará al final del quinquenio con un crecimiento de entre el 30 % y el 40 %, especialmente de petróleo. Superaremos la producción de 3,4 millones de barriles por día en 2021, por lo tanto seremos una empresa bastante importante en el escenario internacional", dijo Parente. EFE