MÁS DATOS SOBRE LOS POLÉMICOS TRABAJOS EN LAS ANSES DE LOS HIJOS DE D’ELÍA

El periodista Jorge Lanata, lejos de dejarse intimidar por las amenazas de Luis D’Elía, amplió su informe sobre las contrataciones estatales de los hijos del piquetero K. Los nuevos datos indican que algunos ni siquiera terminaron el secundario.
Ayer, domingo 25/09, Lanata dio más datos sobre los empleos públicos de los hijos de D’Elía. Ya se sabía que Facundo Nahuel D’Elía, quien se desempeña como jefe de la oficina de ANSES de Tolhuin en Tierra del Fuego, cobra un sueldo de$62.745; ahora, el informe agregó que su esposa percibe un sueldo idéntico y que, de los cuatro trabajadores de dicha dependencia, tres pertenecen a su entorno personal.
Lo curioso es que, a pesar de su cargo alto y salario acorde -y, en verdad, algo inflado-, Facundo Nahuel D’Elía, no tendría terminado el ciclo de escuela secundaria, según informó Lanata.
delia hijos
La ciudad de Tolhuin, en la provincia de Tierra del Fuego, tiene alrededor de 3 mil habitantes y la oficina local de Anses sólo realiza unos 15 trámites por día. Allí se estableció cómodamente Facundo, junto a su esposa y otros allegados.
Otros tres hijos del piquetero trabajan en a Unidad de Atención Integral de la ANSES en Virrey del Pino, sin cargos directivos pero con salarios nada despreciables: Pablo Emanuel, de 32 años, cobra $44.365 desde su ingreso en abril de 2008; Aimé Belén, de 28 años, percibe unos $49.923 y comenzó a trabajar el mismo día que su hermano -curiosamente-; el más joven del clan, Luis Ignacio D’Elía, con sólo 23 años recibe $30.000 pesos, aunque actualmente se encuentra y con licencia sin goce de sueldo.
Por su parte, en PPT también se difundió que Pablo Emanuel D’Elía se encuentra bajo una investigación por la presunta utilización indebida de bienes inmobiliarios -una camioneta oficial- de dicha dependencia.
El presentismo de los hijos de D’Elía tampoco es su fuerte: en lo que va del año, Pablo ya pidió 36 días por enfermedad, 19 por “día gremial” y 53 de vacaciones, es decir, un total de 108 días. Aimé Belén estuvo ausente 57 días; Luis se tomó 62 días en total, 57 días por enfermedad y 5 por “día gremial”.
También hay una quinta hija del piquetero que trabajó en la Anses pero renunció en junio y actualmente vive en Europa, Anahí Ayelén. Sobre la joven pesa una causa judicial, iniciada por el organismo, ya que habría firmado una licencia médica trucha para que su hermana pueda tomarse vacaciones.


seprin