DÍA DIFÍCIL EN UNA JORNADA REPLETA DE PROTESTAS

Hoy el Gobierno se enfrente a un paro nacional de los estatales de ATE. Se movilizan contra el “tarifazo” y algunos sectores reclaman la apertura de las paritarias
.
La medida de fuerza está siendo llevada adelante por los miembros de ATE, médicos afiliados al Fesprosa, docentes de CTERA, UDA, SADOP, el sector universitario de la Conadu Histórica y diversos espacios provinciales.
La jornada de reclamos comenzó a las 7:00 con un corte en Callao y Corrientes realizado por los maestros de Tierra del Fuego. Al mediodía se realizará una movilización al Congreso, que estará compuesta por dos columnas principales: una comenzará a marchar a las 10:00 desde Avenida de Mayo y 9 de Julio. La otra partirá a las 11:00 desde el Ministerio de Educación.
En el caso de los docentes, la medida de fuerza afecta a 9 millones de alumnos. Sonia Alesso, titular de Ctera, explicó que además de la apertura de las paritarias, su gremio ve con preocupación la subejecución presupuestaria y el ajuste en el ámbito de la educación.
En este marco, el secretario cultural de ADEMYS (Asociación Docentes de Escuelas Medias y Superiores), Manuel Gutiérrez agregó que “El paro es la última instancia que se utiliza, pero hemos tenido muchas instancias antes de llegar a esta medida”.
“Hemos pedido reuniones con la mesa salarial de Buenos Aires, movilizaciones, clases públicas en la puerta del Ministerio de Educación, pero es imposible sentarse a dialogar”, Explicó en una entrevista realizada por el programa Duggan Bien Temprano de AM 950.
“Entiendo que el paro es una situación violenta pero cuando hay un no por el no mismo no nos queda otra que tomar esta medida”, dijo y agregó: “El salario va a perder este año 15 puntos de poder adquisitivo y anuncian que para el año que viene esta situación se va a congelar porque está previsto un aumento del 20%”, reveló Gutiérrez.
Por su parte, desde el Ggobierno nNacional ratificaron que “la paritaria docente no será reabierta, aunque continuará el diálogo sobre condiciones laborales”.
“En el último acuerdo paritario, que permitió que las clases comenzaran en tiempo y forma, se incorporó una cláusula que ata el monto del salario mínimo docente en un 20 por ciento por encima del mínimo, vital y móvil. A raíz de esa cláusula hubo otro incremento en septiembre que representa una suba del 47% anual y ascenderá al 50% en enero próximo”, afirmaron fuentes oficiales a la Agencia Télam.
De esta manera, la jornada arranca complicada y no permite visualizar una resolución cercana. Con el rojo fiscal en aumento, el gobierno de Macri necesita contener la inflación y reducir el déficit, por lo tanto, aunque los reclamos se profundicen, es poco probable que se reabran las paritarias este año.
Por otro lado, el Gobierno todavía espera poder frenar las medidas de fuerza de la CGT, que hasta el momento sólo ha presionado con amenazas. En este frente, la administración de Macri podría negociar cambios en el proyecto ley de Ganancias y en la reforma de las ART, dos de los principales reclamos de esta central obrera.