Macri: “El año que viene volvemos a crecer, estimo un 3,5%"

El presidente Mauricio Macri aseguró que el año que viene la Argentina “vuelve a crecer” y estimó que la recuperación estará en el orden del 3,5%.
“Pensar que íbamos a sincerar la economía y crecer inmediatamente era imposible”, señaló desde China.
En diálogo con Radio Mitre, sostuvo además que Brasil "también espera que su economía vuelva a crecer" y consideró que este será otro factor que va a dar impulso a la recuperación de la economía argentina.
Respecto a su participación en la Cumbre del G20, Macri subrayó que los resultados fueron “los mejores" e ironizó “salvo dormir todo lo de la Cumbre ha salido fantástico”.
“Hoy veo una apertura absoluta hacia la Argentina, un reconocimiento del sinceramiento de la economía y apertura al mundo. Me sentí gratamente complacido por los elogios de los presidente de China y Estados Unidos”, apuntó.
Macri apuntó en tanto contra el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, quien pidió suspender las importaciones por 120 días al sostener que “no es bueno hablar en el aire”, además de recomendarle “manejarse con números y estadísticas en vez de hablar por hablar”.
“Es una persona joven, debería chequear y prepararse para el futuro. En ningún caso la importación es más del 2 o 3% del mercado. Lo que pasó estos meses es producto de la DJAI que dejó el Gobierno anterior y se tuvo que aprobar todo”, explicó.
Respecto a la amenaza de ciertos gremios de ir a un paro general, destacó la unión de la CGT y apuntó contra la CTA al señalar que "siempre mantuvo una postura muy extrema".
Admitió que desde su asunción se perdieron "entre 70 mil y 100 mil" puesto de trabajo, pero aclaró que "nunca hubo una ola de despidos".
"Se dijo en un momento que hubo una ola de despidos, y tampoco fue verdad. Nunca hubo una ola de despidos. Sin dudas hubo retracción en algunos sectores empezando por la obra pública, que la heredamos parada, pero después se empezó a recuperar", sostuvo

Al ser consultado sobre si el populismo llegó a su fin, Macri fue enfático “no doy para nada por terminado el populismo, lo que viene no es un cambio económico, sino de valores culturales que se reafirman todos los días”.
“El cambio es mi responsabilidad liderarlo, pero todos tenemos que convencernos de que se acabó la época de los líderes mesiánico”, enfatizó en clara referencia al kirchnerismo.
Manifestó además su deseo de llevar adelante “pactos sociales y económicos por sectores” para salir adelante. “Luego de una década de facilismo no se cambia de un día para el otro”, reconoció.
“La Argentina estaba en recesión hace más de 6 meses, estancada hace mas de 4 años. Pensar que íbamos a sincerar la economía y crecer inmediatamente era imposible”, enfatizó.
Y agregó: “Las cosas van a ser secuenciales, en cada momento dudaron de las cosas que me compremetí pero salí del cepo, me comprometí a cerrar el tema holdouts y lo cerramos antes de marzo, nos comprometimos a liberar las exportaciones y se hizo nos comprometimos a cerrar el tema de los jubilados y se hizo y me comprometí a bajar drásticamente la inflación y se llegó a decir que en el segundo semestre iba a haber una fiesta”.
Casi nadie creía que íbamos a tener este índice de inflación de 1 y algo en agosto. Haber dejado de caer y que haya muestras de recuperación en algunos sectores como campo y obra pública es una señal”, apuntó y reiteró “magos a Las Vegas que está (David) Copperfield”.