Macri criticó duro a Massa: "tiene que dejar de hablar por hablar"

En plena cumbre del G20 en China y antes de una reunión con Vladimir Putin, Mauricio Macri se hizo tiempo para criticar duramente a Sergio Massa por el proyecto para suspender por 120 días las importaciones, y le recomendó que deje de "hablar por hablar" y se maneje con "estadísticas serias".

Las declaraciones del Presidente contra el líder del Frente Renovador suceden luego de que éste último endureció su discurso respecto a la situación social y económica del país. No obstante, la semana pasada Massa había participado de un acto de Macri para presentar un plan contra el narcotráfico y los bloques de ambos espacios siguen manteniendo la sintonía en el Congreso.
En una entrevista con radio Mitre, Macri fue consultado sobre el proyecto que el FR presentaría en el Congreso en los próximos días y que establece la suspensión de importaciones por 120 días para "terminar con la importación indiscriminada de productos que destruyen el trabajo PyME", según dijo Massa. Sólo quedarían exceptuadas las importaciones que sean del sistema de atención de salud y las que formen parte de la cadena industrial.
“No es bueno que hablemos en el aire, sobre todo aquellos que tienen vocación de tener responsabilidades importantes como Massa. Él debería manejarse con números, con estadísticas serias. Porque hablar por hablar… al final es todo lo mismo”, se quejó Macri desde Hangzhou.
“Hace mucho mal porque se supone que es una persona joven, que debería prepararse para el futuro. Debería chequear (lo que dice)”, continuó el jefe de Estado. “Cuando uno ve sector por sector, en ningún caso la importación es más del 2 o el 3 por ciento del total mercado. Y lo que hay es producto de la cantidad de DJAI que dejó el gobierno anterior, que hubo que aprobar todo sin siquiera saber bien cuánto había porque se llevaron hasta las computadoras”, completó Macri.
De todos modos, luego Macri admitió la posibilidad de una apertura de productos más baratos, aunque dijo que será en el marco de un plan para “mejorar la productividad” y dinamizar algunos sectores. “Lo que queremos es que los argentinos tengan acceso a bienes y servicios de calidad y al menor precio posible. Porque tampoco podemos condenar a los argentinos a que, encima que el salario alcanza con lo justo, cada cosa que tenga que comprar valga mucho más que en el resto del mundo. Hay que cuidar el empleo y también cuidar a los consumidores argentinos”, planteó.
Macri junto a Obama y Merkel, esta mañana en las deliberaciones del G20.
El chispazo entre Massa y Macri sucede en momentos en que el oficialismo se dispone a poner en discusión proyectos clave para la gestión como el Presupuesto, que en los próximos días ingresará al Congreso. El PRO sigue necesitando los votos del Frente Renovador y el ex intendente de Tigre ya comenzó las reuniones con el peronismo (la semana pasada estuvo con Miguel Pichetto y el gobernador pampeano Carlos Verna) y se prepara para introducirle cambios.
"Crecer al 3,5 por ciento"
Durante la entrevista con el programa de Marcelo Longobardi, Macri también aseguró que "el año que viene volvemos a crecer, nosotros creemos que al 3,5" y adelantó que "el índice de inflación de agosto va a ser 1 coma algo o menos".
"La Argentina estaba en recesión hace más de 6 meses y estancada hace más de 4 años. Pensar que íbamos a sincerar la economía y a la vez crecer inmediatamente, es un imposible. Los líderes del mundo elogian lo que hemos hecho porque consideran casi un milagro haber hecho el sinceramiento que se ha hecho evitando una crisis económica y teniendo una perspectiva positiva para el futuro. Las cosas, como dije el primer día, iban a ser secuenciales", se defendió ante las críticas por la situación económica.
El año que viene vamos a volver a crecer, nosotros creemos que al 3,5. Se dijo que hubo una ola de despidos y no fue verdad, hubo retracción de la obra pública, que ya se empezó a recuperar, afirmó Macri.
"Este es el ciclo natural, con lo cual haber pensado que se iba a lograr algo distinto me parece un poco creer en magia. Magos a Las Vegas que ahí está Copperfield, nosotros vamos a trabajar mucho a hacer las cosas con criterio, con honestidad y creemos que las cosas van a funcionar y sentimos que poco a poco están funcionando", continuó.
Macri indicó que durante los últimos meses se perdieron entre setenta mil y cien mil empleos, pero negó una crisis de empleo. "Se dijo que había una ola de despidos y no fue verdad, nunca hubo una ola de despidos. Hubo retracción en algunos sectores, empezando por la obra pública que ya se empezó a recuperar. Los números oscilan entre 70000 y 100000 que son los que se han perdido", declaró.
Según el último informe del Indec (el primero de la gestión del frente Cambiemos), la desocupación afectó a un 9,3 por ciento de la población económicamente activa (PEA) en el segundo trimestre del año, lo que implica 450.000 desempleados más que el último índice oficial del gobierno de Cristina Kirchner. El Gobierno dice que esto es así porque la anterior gestión maquilló los números.