Los artistas De Volder y Sobrino en una nueva edición de Mercedes-Benz Art Talk

En el marco de las acciones que realiza la marca en su histórica vinculación con el arte, Mercedes-Benz efectuó la segunda charla apoyada por arteBA Fundación. Esta vez, el espacio elegido para la nueva edición de las Mercedes-Benz Art Talks fue la Galería Del Infinito en la cual hasta el 30 de septiembre se exhiben las obras de Beto De Volder y Andrés Sobrino, bajo la muestra “Sin título”.

A través de una conversación entre la periodista experta en arte Alicia de Arteaga y Beto De Volder y Andrés Sobrino, los asistentes disfrutaron de un momento único donde los artistas relataron sus experiencias y anécdotas.

Conjuntamente con arteBA Fundación, Mercedes-Benz Argentina invitó a galeristas, coleccionistas y personalidades como Ani Mestre, Felisa Larivière de Blaquier, Mariana Arias, Javier Iturrioz, Yamil Le Parc (hijo del artista Julio Le Parc), Bárbara Konner de la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana, el artista Mariano Ferrante, los coleccionistas Guillermo Ruberto e Inés Díaz Echegaray; y el curador Santiago Bengolea, entre otros. En la Galería Del Infinito, ubicada en Quintana 325 en el Barrio de Recoleta y cuya directora es Estela Gismero Totah, se recibieron también a clientes y amigos de la marca; todos disfrutaron de un exquisito catering ofrecido por Pani Buenos Aires; acompañado por el espumante Chandon.

Durante la charla coincidieron en que la tradición geométrica en la Argentina es enorme. Los maestros que comenzaron con esta corriente transformaron este campo, volviéndolo más sutil y elegante por medio de la implementación de elementos mínimos y logrando poner en primera plana los aspectos fundamentales de una obra: línea, forma y color. De Volder y Sobrino sostuvieron que son miembros de una generación de artistas geométricos contemporáneos que defienden y continúan las tradiciones pictóricas. Ellos lo vienen haciendo hace más de veinte años y por eso son dos referentes que hoy se unen en una muestra que busca priorizar la imagen por sobre todo.

En las pinturas de Andrés Sobrino las figuras geométricas son predominantes. Distinguidas y de un brillo seductor, se posan sobre la superficie del plano donde uno puede encontrar rectángulos, líneas que se entrecruzan, cuadrados o rombos, contenidos por el fondo. Su uso de materiales naturalmente relacionados con la industria permiten que la evidencia de la mano del artista sea casi obsoleta. Aún así se percibe la calidez del hacer artesanal que Andrés deposita, quizás sin quererlo, en cada uno de estos trabajos. La importancia del color es otro factor fundamental en la obra, que en esta ocasión se reduce a un puñado de amarillos, azules, un toque de rosa y el clásico blanco y negro, que dialogan en absoluta armonía. Sus obras proporcionan la exuberante sensación de poder apreciar los aspectos más puros del arte simplemente porque sí.

Para Beto de Volder esta muestra es una oportunidad para volcar sus geometrías blandas al papel (práctica que ya había experimentado) y la tela, a través de figuras poéticas, donde por momentos se pierde la noción de principio y fin, de arriba y abajo. Es como si bajara sus esculturas de la pared para despojarlas y empezar de cero. Al igual que en el caso de Sobrino, son pocos pero efectivos los colores que predominan, por medio de los cuales crea formas minimalistas que flotan en el fondo blanco del papel. Son círculos que se entrelazan para transformarse en una especie de infinito y figuras orgánicas dispuestas de manera tal que uno no termina de distinguir si se trata de geometrías o partes del cuerpo, o porque no ambas. Pero por sobre todo, esta experiencia busca poner en valor a la imagen por sí misma, ya que como ellos expresaron en algún encuentro, a veces las palabras están de más y el verdadero valor radica en aprender a contemplar la obra y tomar de ella lo que cada uno quiera.


Sobre Mercedes-Benz Argentina y su relación con el arte
Este año, Mercedes-Benz presentó por sexto año consecutivo el espacio U-TURN Project Rooms by Mercedes-Benz, un importante canal de entrada del arte contemporáneo internacional a Argentina, contando con presentaciones de artistas locales y extranjeros. Este proyecto, nacido en 2011, significó un vuelco importante para la feria, en el que la empresa y arteBA pusieron en manos de un curador independiente la selección de las galerías y artistas participantes, con un concepto diferente al resto de la feria, y logrando posicionarse como un símbolo de arteBA en el mundo.

A lo largo de las seis ediciones pasadas, han participado más de galerías provenientes de diferentes países como Argentina, Alemania, Brasil, Colombia, Dinamarca, España, México, Estados Unidos, Perú y Suiza, representando a más de cien artistas internacionales.

Mercedes-Benz posee, desde la década del '70, una de las colecciones corporativas más importantes del mundo, con más de 1800 obras de artistas como Jeff Koons, Andy Warhol, Max Bill, Walter de María y Nam June Paik. Mercedes-Benz es la marca de automóviles más antigua del mundo. En sus más de 127 años de historia, que se inicia con la creación del automóvil, el diseño de los vehículos siempre ha desempeñado un papel clave. Se destaca, además, por ser la marca responsable de numerosos iconos del diseño y la seguridad automotriz.

Sobre de Beto De Volder
Beto de Volder (1962 – Buenos Aires) estudió en la Escuela Nacional de Bellas Artes Manuel Belgrano. En 1994 fue becado por la Fundación Antorchas para trabajar en el Taller de Barracas, dictado por Luis Fernando Benedit y Pablo Suárez. En el 2007 también recibió una Mención en el Salón Nacional de dibujo, Palais de Glace, Buenos Aires. Ha realizado numerosas exhibiciones individuales y colectivas, entre las que se destacan: All Boys, Museo Franklin Rawson, San Juan, Argentina (2016), Geometría, desvíos y desmesuras, Fundación OSDE, Buenos Aires, Argentina (2013); Algunos Artistas/ 90-Hoy, Fundación PROA (2013), Geométricos Hoy. Caminos en Expansión, MACBA, Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires, Argentina (2012); Beto de Volder, Durban Segnini, Miami, USA (2012); más, galería Palatina, Buenos Aires, Argentina (2009); Sin título, galería Palatina, Buenos Aires, Argentina (2007); entre otras. Como proyectos complementarios, entre los años 2003 y 2005 coordinó La recolección –proyecto que reúne obras contemporáneas de arte argentino donadas por los propios artistas al equipo de montaje de MALBA (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires), Argentina. A su vez, desde octubre del 2003 hasta julio del 2004, coordinó junto con Fernando Brizuela, Marita García, Josefina Lamarre y Mariano Dal Verme el espacio de exposiciones Volumen 3. Actualmente vive y trabaja en Buenos Aires, Argentina.

Sobre de Andrés Sobrino
Andrés Sobrino (1967 - San Miguel de Tucumán) estudió arquitectura en la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), Facultad de Arquitectura y Urbanismo, es Licenciado en Comunicación por la Facultad de Ciencias de la Comunicación, Universidad del Salvador y ha cursado la Carrera de Diseño Gráfico. Actualmente ejerce la docencia de la Carrera de Diseño Gráfico de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y desarrolla trabajos de identidad institucional, multimedia y editorial para entidades culturales, museos, galerías y empresas. En el transcurso de su búsqueda estética como artista plástico ha participado de numerosas exposiciones nacionales e internacionales en reconocidas instituciones entre las que se destacan: All Boys, Museo Franklin Rawson, San Juan, Argentina (2016), Centro Cultural Ricardo Rojas (Buenos Aires, Argentina), Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Argentina), Fundación Federico J. Klemm (Buenos Aires, Argentina), MK galerie (Rotterdam, Holanda), Fundación PROA (Buenos Aires, Argentina), Fundación Telefónica (Buenos Aires, Argentina), Museo Provincial de Bellas Artes (Tucumán, Argentina), Galería Nara Roesler (San Pablo, Brasil), VVVgallery (Madrid, España), Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino/Macro (Rosario, Argentina) y Museo Caraffa (Córdoba, Argentina), entre otros. También ha participado de la Primer Bienal de Arte Geométrico de Arte Construido en Buenos Aires (2007). Actualmente vive y trabaja en Buenos Aires, Argentina.

Sobre la Galería Del Infinito

Del Infinito abre sus puertas en 1997 con el fin, que aún mantiene vigente, de establecerse como un centro de intercambio y difusión de arte Moderno y Contemporáneo en la ciudad de Buenos Aires; apoyando la producción de artistas locales e internacionales. La galería cuenta con dos espacios de exposición que generan un  contraste con el estilo tradicional arquitectónico del edificio, construido hace más de cien años. En el 2008, la galería incorporó un nuevo espacio sobre la Avenida Alvear que funciona como Trastienda. Ambos funcionan como sitios experimentales que exhiben y respaldan las nuevas disciplinas, soportes y vanguardias tecnológicas aplicadas al arte. Desde su creación, Del Infinito ha sido sede de una gran variedad de exposiciones dedicadas a los principales artistas de algunas de las vanguardias más relevantes de Argentina, entre los que se destacan: Raúl Lozza, Enio Iommi, Clorindo Testa, Julio Le Parc, Carmelo Arden Quin y Alberto Greco, los cuales han dialogado armónicamente con las obras de artistas más jóvenes.