Jeep® Compass: un nuevo norte en el segmento de SUVs

Producido en el Polo Automotivo Jeep®, en  Pernambuco, el nuevo modelo global se devela en el mercado brasileño

Vehículo más tecnológico ya hecho en Brasil, con equipamento de seguridad como control de velocidad adaptable y aviso de colisión frontal con sistema de frenaje automático

Estilo sofisticado y terminaciones de calidad, dignas de un SUV verdaderamente premium

Motores 2.0 Tigershark (flex) y 2.0 Multijet II (único diesel del segmento) proporcionan fuerza y eficiencia, combinados con la transmisión automática de 6 o 9 marchas

Capacidad off-road sin igual en el segmento, con el avanzado sistema de tracción 4x4 Jeep Active Drive Low

Tecnología focalizada en el entretenimiento incluye sistema multimedia Uconnect con pantalla de 8,4” y sistema de sonido premium Beats
                                                 



Si el año pasado Jeep® reinventó el segmento de SUVs compactos con el Renegade, para la marca que creó la categoría de los vehículos 4x4 llegó el momento de lanzar el nuevo referente entre los SUVs de gama media: el nuevo Jeep Compass. Producido en la moderna fábrica de FCA  – Fiat Chrysler Automobiles– en Goiana (Pernambuco), el nuevo modelo une diseño, tecnología, desempeño y sofisticación en forma inédita en el segmento.

“Ahora la familia está completa”, comenta Sérgio Ferreira, Director General de Jeep para América Latina. “El nuevo Jeep Compass es un puente entre el éxito del Renegade y nuestra tradicional línea de importados, compuesta por Cherokee, Wrangler y Grand Cherokee. Y, como no podría ser de otra manera, la marca Jeep llega para establecer un nuevo padrón de calidad en esta categoría con un enorme potencial de crecimiento”, afirma.

El Jeep Compass se posiciona en la categoría de los SUVs medios con un proyecto de calidad sin fronteras. El modelo va a hacer su debut en Brasil, tanto en producción como en términos de comercialización, y se hará presente en más de 100 países. Esto demuestra la relevancia de nuestra región para Jeep y el papel que puede representar en línea con el objetivo de conquistar el liderazgo del mercado global de SUVs.
Es la primera vez que en un vehículo producido en Brasil, el consumidor tendrá acceso a un conjunto avanzadísimo de ítems de seguridad, que incluirá control de velocidad crucero adaptable (ACC), monitoreo de cambios de carril (LDW) y aviso de prevención de colisión frontal (FCWp), entre otros.

La mecánica del nuevo Jeep Compass se destaca por la actualidad y variedad. Habrá versiones con el nuevo motor 2.0 Tigershark flexible, acompañado de una caja automática de 6 marchas y tracción 4x2. Otras configuraciones del nuevo SUV contarán con el consagrado propulsor 2.0 Multijet II, único diésel de la categoría. Y todo esa fuerza motriz es distribuida por una –también exclusiva en el segmento- transmisión automática de 9 marchas y la tracción 4x4 Jeep Active Drive Low, la más avanzada de la categoría.

En inglés, Compass significa brújula, pero su significado va más allá. “Siendo el instrumento más importante en la era de las navegaciones, la brújula se conecta con los cuatro valores de la marca Jeep, por ser sinónimo de aventura, de libertad. Una herramienta que, usada por las personas apasionadas y auténticas, llevó a la humanidad a fronteras inimaginables, por tierra, mar y aire”, cuenta Sérgio Ferreira.

En el mercado brasileño, el nuevo Jeep estará disponible en los cerca de 200 concesionarios de la red Jeep a partir del 5 de noviembre en las siguientes versiones: Sport, Longitude y Limited, equipadas con 2.0 Tigershark, y Longitude y Trailhawk, con 2.0 Multijet II.


Diseño con sofisticación y autenticidad Jeep

El nuevo Jeep Compass presenta una estética con líneas emocionales y expresivas, de gran actitud y excepcionales proporciones. El nuevo SUV es inmediatamente reconocible como un Jeep, no solo por las características típicas (la parrilla de siete ranuras), sino también por los trazos que remiten a modelos más sofisticados de la marca, notablemente el Grand Cherokee, pero sin dejar de lado toques únicos, como la línea del techo descendiente en la parte trasera, que aumenta el aspecto deportivo, pero  sin perjudicar el espacio interior.

Las ópticas captaron la atención de los diseñadores y por eso cuentan con luces LEDs tanto en la parte delantera como trasera – de serie desde la versión inicial – que proporcionan una atmósfera de refinamiento. La iluminación frontal se completa con luces diurnas y faros antiniebla, también presentes en todas las configuraciones del nuevo Jeep, y con proyectores de tipo cañón, que pueden ser de xenón (Trailhawk).

Las líneas que denotan fuerza aparecen también en el capó, con un relieve central esculpido. Pero el  detalle más sorprendente es el friso que comienza en la base de la columna A, acompaña la línea superior de los vidrios laterales, atraviesa la columna C, contornea el vidrio trasero por el lateral y por abajo y se repite dicho camino en el otro lado.

El interior trae materiales y terminaciones sin igual en el segmento, haciendo que la cabina resulte muy acogedora, sin perder de vista la funcionalidad inherente a los productos de la marca Jeep. Novedosa y de avanzada, la porción central del panel confiere un aspecto “musculoso” y está inspirada en el tronco del cuerpo humano. La idea se completa con el revestimiento suave al tacto del panel, representando la suavidad de la piel. A su vez, se suman detalles refinados en gris oscuro o negro brillante, de acuerdo con la versión.

Como si no fuera suficiente la belleza del estilo, el nuevo Jeep Compass trae también los ya famosos easter eggs de la marca. Así como los niños que ansían los huevos de Pascua, la diversión aquí es encontrar detalles curiosos escondidos donde uno menos se imagina. Hay desde una salamandra (símbolo de los escaladores) hasta el monstruo del Lago Ness, pasando por las huellas de neumáticos del pionero Jeep Willys MB. Más allá de demostrar claramente que los diseñadores siguen fielmente los valores de la marca –la libertad– esas pequeñas sorpresas remiten a la historia de Jeep, que acaba de cumplir 75 años y tiene más energía que nunca, como lo prueban los seguidos records históricos de ventas globales de la marca desde 2012.


Tecnologia sin precedentes

Antes de ingresar al nuevo Jeep Compass, la llave de presencia Keyless Enter’n’ Go (de serie a partir de la versión Longitude) ya comienza a demostrar el extenso equipamiento tecnológico, hecho para facilitar y, en especial, proteger la vida de todos los ocupantes. Con la llave en un bolsillo, es posible entrar al vehículo y encenderlo presionando el botón de la columna de dirección – donde se encuentra uno de los tantos easter eggs –. La llave de presencia también cuenta con un encendido remoto de motor, que posibilita la climatización de la cabina, antes de ingresar en ella.

Bien al frente del conductor, la pantalla configurable de TFT (disponible todas las versiones) en el cuadro de instrumentos presenta casi dos decenas de informaciones de la computadora a bordo y de otros sistemas, como por ejemplo, audio, navegación GPS, telefonía y recursos de seguridad. Esta puede ser a color y de 7 pulgadas, destacando aún más el refinamiento interno. Todo se comanda por botones en la parte izquierda del volante, que también incorpora comandos de control de velocidad crucero, (incluyendo ACC), de limitador de la velocidad y de audio. El confort a bordo puede ser ampliado con  butacas que pueden configurarse electrónicamente tanto para el conductor (8 posiciones) como para los pasajeros (4 posiciones).

El Jeep Compass tiene un práctico y eficiente sistema multimedia Uconnect con pantalla táctil, navegador GPS incorporado, cámara de estacionamiento trasera y conexiones Bluetooth y USB. A partir de la versión Longitude, el monitor es a color, de 8,4”, con funciones extras como control de aire acondicionado y comandos de voz avanzados. La calidad de audio es aún mejor con el sonido opcional de la renombrada marca Beats, de 506 Watts de potencia, 9 parlantes y subwoofer.

El paquete de serie de seguridad incluye, entre otros ítems, control electrónico de estabilidad (ESC), sistema antivuelco (ERM), sistema de monitoreo de presión de neumáticos (TPMS), control de velocidad crucero, control de arranque en subida, asistente de arranque en pendiente (HSA), frenos a disco en las cuatro ruedas con ABS, puntos de fijación Isofix en las butacas infantiles, transmisor de dirección en los retrovisores externos, faros antiniebla con función cornering (asciende del lado que se inclina en maniobras o en bajas velocidades) y dirección de torque dinámico (DST), que induce al conductor a virar el volante correctamente en una situación de pérdida de adherencia.

Entre los opcionales, se incluyen los dos airbags laterales, dos de cortina y uno para las rodillas del conductor, totalizando siete airbags sumando los dos frontales obligatorios. Pero el  Jeep Compass se destaca especialmente en el mercado brasileño por un conjunto de recursos inéditos. Ese conjunto está conformado por el control adaptable de velocidad (ACC), monitoreo de cambio de carril (LDW), faro alto automático (AHB) y el aviso y prevensión de colisión frontal (FCWP), que engloba el frenado automático. Otro ítem de alta tecnología es el sistema de estacionamiento automático o Park Assist.

Desempeño irreprochable sobre cualquier terreno

Cualquiera sea su motor, el nuevo Jeep Compass posee un excelente rendimiento. Las versiones propulsadas por el 2.0 Tigershark flexible tienen una disposición de hasta 166 cv de potencia y 20,5 kgfm de torque. Tal fuerza es distribuida en las ruedas delanteras por el cambio automático de 6 marchas, con levas al volante a partir de la opción Longitude.

Cuando es propulsado por el motor 2.0 Multijet turbo diésel, el nuevo SUV mediano de Jeep tiene una caja automática de 9 marchas–siempre con levas al volante– y tracción 4x4 Jeep Active Drive Low. Este sistema trabaja con 170cv y 35 kgfm – número que representa el mayor torque de la categoría –, con 80% (28,5 kgfm) disponibles en baja 1.500 rpm. Con eso, el Jeep Compass proporciona no solo óptimos arranques, sino también alta economía de combustible. Comparado con el mejor competidor turboalimentado a nafta, el costo del kilómetro rodado por el nuevo Jeep  es un 10% menor.

Con la función 4WD Low, la avanzada tracción Jeep Active Drive Low, presente en las configuraciones diésel del Jeep Compass, es responsable también por el mejor desempeño off road del segmento. Está acompañada por el sistema Selec-Terrain®., único en la categoría, que prepara al vehículo para desempeñarse de la mejor manera posible con respecto a los terrenos por los que transita. Basta con girar el selector en la consola central y el conjunto mecánico se adapta a los modos Snow (nieve, para terrenos resbaladizos), Sand (arena), Mud (barro) y Rock (piedra), este último exclusivo de la versión Trailhawk. También está el modo Auto, para que automáticamente el Compass se adapte solo al terreno por el que transita.

La inteligencia del sistema Jeep Active Drive Low también se presenta de otras formas. Cuando la tracción en las cuatro ruedas no es necesaria, el eje trasero se desconecta por completo para economizar combustible y reducir el desgaste de los componentes. Pero la unidad de transferencia de fuerza (PTU) localizada en la parte delantera reacopla automáticamente el eje que distribuye el torque para las ruedas traseras si se detectara una situación de riesgo, por ejemplo, al iniciar una subida con los limpia parabrisas accionados, ya que el sistema entiende que el piso está resbaladizo y se anticipa ante cualquier eventualidad. 

Vale resaltar, por su parte, que la capacidad off road del Jeep Compass Trailhawk es elevada a una potencia inclusive mayor con las siguientes alteraciones: suspensión 2 cm más alta, neumáticos especiales de uso mixto, placas extras de protección de carrocería y adhesivo negro en el centro del capó. Al contrario de lo que uno puede imaginarse, estos detalles tienen una función práctica: eliminar el enceguecimiento del conductor, bloqueando reflejos indeseables del sol u otra fuente externa de luz. Por todo eso, esta versión recibe el sello Trail Rated 4x4, probando que el vehículo superó los criterios Jeep en cuanto a articulación, distancia al suelo, maniobrabilidad, vadeo de agua (hasta 48 cm) y tracción.


Calidad y refinamiento de construcción

El proyecto del Jeep Compass fue pensado minuciosamente para satisfacer las necesidades de los mercados más exigentes del planeta y ese cuidado está presente en las unidades que van a salir de la fábrica más moderna del grupo FCA – Fiat Chrysler Automobiles en Goiana, Pernambuco –. Son detalles que van de los 5 mil puntos de soldadura del chasis a la luz de cortesía en los retrovisores externos, los 3 micrófonos en el techo para captar los comandos de voz  a los 18 atenuantes de ruido esparcidos por la carrocería. A su vez, se destaca el empleo de acero de alta resistencia (HSS) en casi el 70% del chasis, para aumentar la rigidez, refinar el comportamiento dinámico y la absorción de los impactos.

El objetivo mayor es hacer que la calidad del producto hable por sí sola. Para llegar a esa meta, no se economizaron esfuerzos. Posee arquitectura McPherson en el eje trasero, haciendo que el nuevo Jeep tenga suspensión independiente en las cuatro ruedas. Eso se traduce en enormes ganancias de confort para el andar, estabilidad y seguridad. Más simple, pero no menos importante, el freno de estacionamiento eléctrico es tan práctico que en el uso cotidiano uno se olvida de su existencia; sin hablar del mejor aprovechamiento de espacio y estilo de la consola central.

Post venta especial para un vehículo impar

El refinamiento del proyecto se replica hasta en la post venta. Además de tener asistencia técnica em 164 puntos de los 200 de la red Jeep, Mopar ha preparado un plan de revisiones hasta 60 mil km con precios fijos, e un programa de servicios variados para atender a los consumidores de forma inédita para Jeep en Brasil. Con Mopar Vehicle Protection (MVP), el Jeep Compass con motor diésel 2.0 Multijet II traerá paquetes de dos a cinco revisiones. Para las versiones con el 2.0 Tigershark flexible, hasta ocho revisiones podrán ser adquiridas con anticipación.

Otra novedad de Mopar serán paquetes que brinda un conjunto de servicios. Como dos cambios de aceite y un balanceo o tres cambios de aceite y un alineamiento. Habrá también la posibilidad de extender los beneficios de asistencia las 24 horas Privilege Service, que normalmente dura 3 años, por dos años más.

En el mercado brasileño, la garantía de Jeep Compass es de tres años (pudiendo ser extendida por uno o dos años más) sin límite de kilometraje y las revisiones son hechas cada 12 mil km en las unidades con propulsor Flex y cada 20 mil km en aquellas con diésel. También sin límite de tiempo para no perjudicar a aquellos consumidores que no lo usan demasiado – solo el cambio de aceite y filtro se hacen anualmente–. En cuanto a los accesorios, llega una importante línea exclusiva de Mopar para el nuevo Jeep, con más de 40 ítems (record en el segmiento), mitad de ellos desarrollada especialmente para el nuevo modelo.

Para descargar imágenes ingresar en: