Finalmente, Telefónica elige la oferta de Turner para cerrar la venta de Telefe

Mientras el Gobierno avanza con la elaboración de un nuevo marco regulatorio para el sector de las telecomunicaciones que hará las veces de paraguas para marcar el rumbo tanto a las empresas telefónicas como a las operadoras de televisión por cable, en el negocio de la televisión habrá un nuevo jugador a partir de fines de este año. Será el grupo Turner, que finalmente fue el elegido por el grupo español Telefónica para vender el canal de las ‘pelotas’ por una cifra que oscila en un rango que va de los u$s 300 millones a los u$s 500 millones.
Si bien en las últimas semanas habían aparecido otros conglomerados extranjeros como posibles candidatos, entre los que se encontraban Viacom y el Grupo Cisneros. Sin embargo, el elegido fue el holding dueño de una gran cantidad de señales de TV paga como la cadena de noticias CNN.
De hecho, el presidente Mauricio Macri ya está avisado del cambio. Se enteró durante una reunión de Gabinete por medio de altos funcionarios vinculados al sector de las comunicaciones que se lo anticiparon como un avance en el proceso de inversiones que grupos extranjeros pretenden encarar en la Argentina. Es más, ayer, durante el Foro de Inversión y Negocios de Argentina que el Gobierno organiza en el Centro Cultural CCK, circuló la información sobre el cierre de la operación que le fue confirmada a El Cronista por fuentes oficiales y del sector empresario.
En concreto, el acuerdo entre el holding estadounidense y el conglomerado español tendría fecha de anuncio oficial. Sería a fines de octubre, entre el 28 y el 29 de ese mes. Mientras tanto, ni desde Telefónica ni desde Time Warner hubo declaraciones a El Cronista. En ambos casos, fuentes locales consultadas por este medio sostuvieron que se trata de una transacción que se maneja desde las casas matrices en Madrid y Atlanta respectivamente, y que en el ámbito doméstico no hay información. Esto se debe a que como Telefónica cotiza en los mercados bursátiles debe anunciar la desinversión a los organismos de control de su país de origen.
A nivel oficial, voceros vinculados con el Ministerio de Comunicaciones también evitaron pronunciarse, "para evitar que a último momento la transacción se trabe". Mas allá de este silencio oficial, el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) no tendría inconvenientes en aprobar la venta porque sería también una manera de analizar las verdaderas intenciones del Telefónica de España de ampliar sus inversiones en el negocio de las telecomunicaciones. Esto será medido de acuerdo al paso siguiente que adopte el conglomerado español expatriado el dinero que obtenga por la operación o volcándolo a sus actividades en el segmento de la telefonía.
Este medio confirmó el deal de tres fuentes diferentes vinculadas tanto a las empresas como al ámbito oficial que prefirieron el anonimato, pero que además agregaron que está en dudas que el negocio de la transmisión del fútbol en lugar de Fútbol para Todos (FpT), sea parte del convenio. "Piden $ 3000 millones por año, una cifra imposible de recuperar con este escenario", aseguraron. Lo que en concreto Turner pasará a controlar antes de fin de año serán nueve canales que opera Telefónica bajo la marca Telefe, incluyendo Canal 11.
Oficialmente no habría trabas porque las empresas de Estados Unidos no están enmarcadas en la restricción de controlar hasta 30% de un medio de comunicación local debido a que la legislación la iguala a una empresa de capital nacional debido al Tratado de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones, firmado con ese país.
Actualmente, la filial local de Turner emplea a una dotación de 850 trabajadores y es la de mayor peso fuera de su país de origen. Transmite un total de 53 señales entre las que se destacan canales de cine y series como TNT; Space; Warner Channel; I.Sat. En el caso de los infantiles es dueña de Cartoon Network; Boomerang y Tooncast. En noticias CNN; entretenimiento opera TruTV; Glitz. En música HTV y MuchMusic. A nivel regional será la segunda compra de un canal de televisión abierta ya que hace unos meses adquirió Chilevisión, en el país vecino.
En julio pasado, Joel Whitten Richardson, vicepresidente Ejecutivo de Distribución y Mercadeo de Turner Broadcasting System para América latina, visitó la Casa Rosada, donde mantuvo un encuentro privado con el presidente Mauricio Macri. Ese día, el empresario le explicó al Jefe de Estado los planes de Turner para Telefe. En un par de meses, esos planes pasarán a ser públicos.