El Eximbank vuelve a la Argentina después de 15 años

El presidente del Banco de Exportación e Importación de los Estados Unidos (Eximbank), Fred Hochberg, afirmó que la entidad crediticia para el comercio exterior volverá a ofrecer financiamiento en la Argentina, ‘sin límite de monto, hasta 7 años de plazo y con una tasa de interés inferior a 4% anual‘.
El Eximbank vuelve de esta forma al país, después de no operar por más de 15 años en la entrega de crédito para el financiamiento de exportaciones e importaciones y para el desarrollo del sector público.
“A partir del 21 de setiembre, el Eximbank reinicia operaciones en la Argentina”, precisó Hochberg, en una entrevista con Télam y Clarín, en el marco de la segunda jornada del Foro de Inversiones y Negocios de Argentina, que finaliza mañana en el Centro Cultural Kirchner (CCK).
Aseguró que “este reinicio de operaciones se debe, en gran parte, a las significativas reformas implementadas por el presidente (Mauricio) Macri”, y subrayó que “este es un momento oportuno para la cooperación entre empresas de los Estados Unidos y la Argentina”.
“Luego de la visita que hizo el presidente (de los Estados Unidos Barack) Obama en marzo a la Argentina, todos quedamos impresionados por los cambios ocurridos en el ámbito de la economía y del gobierno”, afirmó Hochberg.
Del mismo modo, destacó “los cambios producidos en el entorno de inversiones en el sector privado”, y subrayó que “en reconocimiento a esta mejora que se observa, es que estoy anunciando que nuevamente comenzamos a estar abiertos a hacer negocios con Argentina”.
“Y cuando digo que estamos abiertos, quiero decir que no tenemos ningún límite en cuanto a monto y tamaño de los préstamos”, aseguró el ejecutivo, quien explicó que “solamente estamos limitando los plazos a 7 años, pero no hay ningún límite respecto de los montos”.
Consultado sobre la tasa anual que tendrán esos préstamos, precisó que “entre interés y aranceles, será inferior a 4%”, y especificó que “la financiación será para la adquisición de productos fabricados en los Estados Unidos, sin importar la nacionalidad de la empresa que los produzca”.
“Nuestro mandato está en proteger el empleo de los Estados Unidos”, puntualizó el funcionario, quien destacó que en estos días que se encuentra en Buenos Aires, escuchó “sobre la importancia que este gobierno le está dando a las energías convencionales como renovables, transporte tanto de pasajeros, como ferroviario, aéreo y a infraestructura general”.
Precisó que “en este momento, el Banco tiene una cartera de u$s 90.000 millones, de los cuales, dos tercios son préstamos privados y un tercio públicos”. También indicó que “la mayoría del financiamiento se encuentra en Asia‘, y añadió que ‘en segundo lugar viene Latinoamérica, con México, Colombia, Chile y Brasil, en ese orden, como principales destinatarios, con u$s 18.000 en conjunto, el 20% de la cartera total”.
Explicó que “en Argentina se otorgarán préstamos directos, y también garantías, que son mayoría de la cartera”.
También remarcó que “los préstamos se pueden extender a todos los sectores, con excepción de defensa, tanto en el caso de un gobierno como de privados”.
El banquero abogó que “a partir de las reformas que se realicen y la sinergia entre las empresas y el gobierno argentino, eso se traduzca en un aumento de importaciones de maquinaria, infraestructura, transporte, que haga que esta economía comience a moverse”.
“Estoy muy impresionado por el equipo de gobierno que reunió el presidente Macri, muchos provenientes del sector privado. Todos tienen el sentido de la urgencia y nuevas ideas, y un interés en que se hagan las cosas y operar con la mayor integridad‘, afirmó el funcionario, quien observó que ‘eso se ha derramado al sector privado”.