Cuando el mercado caiga no habrá lugar donde esconderse Carlos Montero

El pasado viernes vimos un hecho digno de mención y bastante preocupante. Las acciones (tanto grandes como de pequeña capitalización), los bonos, los mercados emergentes, el oro, la plata, el petróleo y la mayoría de las materias primas cayeron al mismo tiempo de una manera similar a la que vimos en 2008 y principios de 2009. 

Incluso aunque los mercados se hayan recuperado del varapalo, es un evento importante que sugiere que los inversores prudentes deberían tomar medidas protectoras. Primero vamos a desarrollar una mejor comprensión de los hechos acontecidos y luego discutiremos las medidas a tomar (vía The Arora Report):

El catalizador para tal movimiento se produjo el jueves con la declaración de Mario Draghi, jefe del Banco Central Europeo. A Draghi también se le conoce por el apodo de "Super Mario", debido a su habilidad para mover los mercados al alza con sólo hablar. Sin embargo, escuchándolo, era obvio que esta vez era diferente.

El BCE dejó los tres tipos de interés sin cambios, tal y como se esperaba. En la rueda de prensa, Draghi señaló que la QE continuaría hasta marzo en 2017 o más allá. El mercado leyó entre líneas que había posibilidades de que la QE no pudiera continuar más allá de marzo de 2017. A diferencia del pasado, no hubo un lenguaje claro para afirmar que la QE continuaría.


¿Qué pasó en el mercado?

Los bonos cayeron precipitadamente a medida que avanzaba el jueves, pero las acciones se mantuvieron en un nivel elevado. Al final, se demostró que el mercado de bonos tenía razón y el mercado de acciones se equivocó. El viernes terminó con un desplome de los mercados de acciones en Wall Street con el Dow Jones bajando unos 400 puntos.

Un día como el viernes hace que los inversores institucionales se sientan avergonzados. La mayoría de las instituciones diversifican entre acciones y bonos. Algunos buscan protección en el oro, petróleo y materias primas. La teoría es que todos los activos no pueden caer al mismo tiempo. El viernes demostró como sí todo puede caer al mismo tiempo. Cuando las instituciones reciben tal castigo, la única manera de ser más defensivos es vender para conseguir más dinero en efectivo. Esto exacerba las ventas.

Los inversores de corto plazo deben prestar atención al hecho de que hay un apagón informativo de la Fed desde el 12 de septiembre al 21 de septiembre. Durante el período de suspensión, los funcionarios de la Fed no hacen proclamas públicas.

La reunión de la Fed está prevista para el 20-21 de septiembre.


¿Qué hacer ahora?

Contrariamente a la creencia popular, el viernes muestra que el oro, el petróleo y los bonos no siempre proporcionan protección frente a una caída del mercado de valores.

En 2008 y principios de 2009, sucedió lo impensable en varias ocasiones; todos los mercados se  correlacionaron.

Esto es lo que pueden hacer los inversores prudentes para proteger su patrimonio:

1. Mantener grandes cantidades de dinero en efectivo

2. Proteger las carteras

3. Abrir algunas posiciones cortas

4. Aquellos que no puedan abrir posiciones cortas, invertir en ETFs inversos

Carlos Montero
Lacartadelabolsa