Buryaile sobre el “verdurazo”: “En lugar de regalar en Plaza de Mayo vayan a vender a la feria”

Trabajadores agropecuarios  regalaron verduras a miles de personas que se agolparon en la  Plaza de Mayo, en el marco de una jornada de protesta en la que  reclamaron por sus "condiciones de vida" y en defensa de las  economías regionales.
Por su parte, el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile,  cuestionó la medida de protesta y dijo "nunca me pidieron una  reunión". Respecto del "verdurazo", el funcionario nacional instó a los  productores a que "en lugar de regalar en Plaza de Mayo vayan a  vender a la feria" su producción.
 En declaraciones a la prensa formuladas desde el Foro de  Inversiones y Negocios que tiene se lleva a cabo en el Centro  Cultural Néstor Kirchner, el funcionario apuntó contra "el  populismo estadístico, el populismo demagógico".
Desde el mediodía, familias enroladas en la Unión de  Trabajadores de la Tierra (UTT) comenzaron a regalar alrededor de  20 mil kilos de verdura.
En paralelo al denominado "Verdurazo", los trabajadores  presentan un proyecto de ley para crear un fondo fiduciario  destinado al otorgamiento de créditos, que posibilite la compra de  tierra a pequeños productores.
En la Plaza de Mayo, m s de 2.000 pequeños productores  pertenecientes a la Confederación de Trabajadores de la Economía  Popular realizaron la protesta con el objetivo de "poner de  manifiesto el problema" de la falta de tierras y de rentabilidad,  sobre todo por la política del Ejecutivo de abrir las  importaciones.
En este sentido, Buryaile indicó que "no terminó de quedar  claro por lo cual venían", y puntualizó con los casos de las  manzanas, naranjas y zanahorias: "Argentina produce 1 millón de  toneladas de manzanas. Se importaron 700 toneladas, esto es 0,07  del total. ¿Alguien puede creer que puede incidir en la  importación?".
Además sostuvo que en el caso de las naranjas se importan sólo  "el 2 por ciento de la producción" total del país, según reportó  el sitio Infobae.
Los trabajadores en todo caso, manifestaron que así como pagan  el alquiler, podrían abonar un crédito y avanzar en "dignidad,  arraigo y una mejor calidad de vida para nuestras familias", según  decían a la gente que se agolpó y en oportunidades se subían a los  camiones para obtener alguna verdura.
Para los productores, hay mucho territorio concentrado en pocas  manos, y miles de pequeños trabajadores del agro sin tierra y  campesinos que pueden ser desalojados. "Debemos comenzar a hablar de Reforma Agraria para llegar a una  soberanía alimentaria", analizaron ante el público y la prensa que  se acercó a la plaza.