Blanqueo: cómo será el cruce de información que hará la AFIP



“Lo de las cartas de inducción es algo que no es sólo histórico, sino que es hasta prehistórico, pero también vamos a utilizar otro tipo de herramientas, como el cruce de información con países donde tenemos convenios bilaterales. Vamos a decirles a los contribuyentes que blanqueen, porque desde enero vamos a recibir información directa de todo lo que tienen en los distintos países”, alertan fuentes de la AFIP.
En el organismo están más que satisfechos con la tarea de inducción que ya están haciendo los distintos actores que participan, como los bancos de inversión europeos y norteamericanos, exigiendo a sus clientes argentinos que se adhieran al blanqueo o los amenazan con cerrarles las cuentas.
Además, en AFIP adelantaron a este diario que ya están en conversaciones con inmobiliarias de Miami y buscando base de datos de inmuebles en Uruguay para saber con certeza el valor de las propiedades, de modo que los contribuyentes no declaren montos menores a los reales o, si lo hacen, estén en condiciones de corregirles el precio hacia arriba. Hoy en Miami hay bases de datos que si, por ejemplo, querés comprás un departamento de Bal Harbour, te dicen cuánto vale el metro cuadrado.
En los principales estudios jurídicos están “juntando papelitos” y esperando que se aclaren un par de temas, como los seguros contratados en el exterior y la valuación de activos de sociedades operativas. Además, nadie quiere ser el primero en entrar para que no los miren con lupa. “No obstante, un par de blanqueos ya los metimos. Por ejemplo, casos a los que les cerraban las cuentas en Estados Unidos por u$s 300.000”, indican en el ambiente. Estiman que la mayoría entrará entre octubre y noviembre, ya que diciembre se prevé que será un caos para entrar en la página de AFIP: “Pero ya hay otros que empiezan a impacientarse y quieren entrar pronto. De los clientes, un 99% blanquean (que es lo que nosotros aconsejamos). Un promedio de entre u$s 2 y u$s 3 millones, aunque los hay de u$s 500.000 y también de u$s 30 millones”, adelanta uno de los big players.
César Litvin, socio de Lisicki, Litvin y Asociados, señala que ha producido un impacto significativo el avance con Estados Unidos en las negociaciones para acordar un intercambio bilateral modelo Fatca: “Algunos bancos de ese país se están alineando en requerir a los nuevos clientes la declaración que sus activos los tienen regularizado en el país donde es contribuyente. Otros, no todos, también están exigiendo que entren al sinceramiento, incluso uno de los más famosos solicitó la copia de la declaración jurada. Quien no aprovecha este sinceramiento se expone a un riesgo muy importante de jugar a las escondidas”.
“La AFIP tiene mucha información que ha estado juntando con el intercambio de información con otros países, más allá de los nuevos convenios que ha firmado, por lo que aprovechan esta movida del blanqueo para inducir a quienes ya habían detectado desde hace tiempo por tener bienes ocultos en otros países”, explica Diego Fraga, de RCTZZ.
Mariano Sardáns, CEO de FDI, agrega que la AFIP tiene información cruzada de todas las propiedades que están en los registros de inmuebles, pero al no aparecer en las declaraciones juradas aparecen las inconsistencias. De igual forma si las propiedades fueron adquiridas sin contrapartida en la declaración jurada. Lo mismo con el registro del automotor y de persona jurídica en la IGJ: “Hubo gente que compró un auto, un departamento o una máquina para su empresa, o que capitalizó su pyme, y no lo puso en su declaración jurada o, peor aun, hizo ese desembolso si tener dinero declarado. Todas esas son inconsistencias”.


cronista