Belleza sin riesgo: cómo llegar perfecta al verano sin cirugías


Freepik.com
Crédito: Freepik.com
La cuenta regresiva para lucir la bikini sin complejos comienza en primavera. El quirófano dejo de ser la única solución, la belleza sin riesgos es tendencia.
Mala alimentación, falta de ejercicio y poco tiempo para ocuparnos de nuestro bienestar hacen que llegar perfecta al verano parezca una misión imposible, pero no es así. Muchas mujeres eligen una belleza más natural y tratamientos no invasivos, pero creen que eso implica invertir muchas horas de su día. Sin embargo, las cirugías dejaron de ser la única opción para alcanzar el cuerpo deseado rápidamente.
Panza chata sin dolor y sin tiempo de recuperación
Hoy existen alternativas que permiten alcanzar el siempre difícil objetivo de la panza cero sin pasar por el bisturí. El Dr. Néstor Vincent, director y fundador de la Clínica Ciencia Estética Quirúrgica explica “si se quiere evitar el dolor, el riesgo, y el tiempo de recuperación asociado a una liposucción, CoolSculpting puede ser su tratamiento”.
El sistema CoolSculpting, que recomienda el especialista,  utiliza un método patentado llamado Criolipólisis, que consiste en un enfriamiento controlado para eliminar la grasa. Está diseñado para destruir únicamente las células grasas, sin causar las lesiones cutáneas o tisulares que suelen producirse con procedimientos más invasivos, como la conocida liposucción. Se trata de un  procedimiento no quirúrgico considerado por el Dr. Vincent como el más adecuado para los pacientes que sólo necesitan reducir una cantidad mínima de grasa, o para aquellos que no están dispuestos a someterse a una intervención quirúrgica
Además de los riesgos asociados a una operación, otra de las preocupaciones más comunes es el tiempo que requiere cualquier tratamiento para su desarrollo y recuperación. Debido a que los horarios complicados y las múltiples ocupaciones son algo con lo que miles de mujeres tienen que lidiar en el día a día. En ese sentido, el Dr. Vincent aclara: “este nuevo método no invasivo de reducción de grasa en áreas corporales localizadas como el abdomen, los flancos o la espalda mediante la utilización de frío,requiere una sesión por zona tratada, de aproximadamente una hora de duración y es posible volver a la actividad normal inmediatamente después del procedimiento, incluyendo trabajo y ejercicio”.