Autos: se dificulta acuerdo entre Argentina y Colombia

Las negociaciones entre Argentina y Colombia para incrementar el intercambio comercial en el sector automotriz están lejos de definirse por la gran diferencia en las pretensiones de ambas partes.
Shunko Rojas, el nuevo subsecretario de Comercio Exterior, solicitó ayer la exportación de 13.000 vehículos de toda clase durante el primer año de vigencia del convenio y que se eleve el tope en los años subsiguientes.
Por su parte, las autoridades colombianas aseguraron que sólo podrían importar 2 mil unidades argentinas, únicamente del segmento de los utilitarios y camiones. "Estamos lejísimo" admitió al diario BAE Negocios una fuente que participa de las conversaciones.
Las automotrices argentinas esperaban que la oferta inicial fuera mucho mejor, en función de que la intención del Gobierno es alcanzar lo más rápido posible un preacuerdo de exportaciones recíprocas, con una vigencia de ocho años y un cupo anual.
Rojas llegó a Colombia junto a representantes de automotrices locales y a funcionarios de Cancillería y del Ministerio de Producción. El objetivo era apurar una negociación que parecía cerrada a fines de abril, pero que se frenó por cambios en el Gobierno colombiano.
La Argentina busca un pacto automotriz similar al que ese país ya firmó con Brasil. En ese sentido, Argentina podría exportar utilitarios (Ranger, Amarok, Hilux, muy demandados por Colombia) e importaría vehículos de gama media.
En 2015 se destinaron a ese mercado apenas el 2 por ciento de las exportaciones automotrices argentinas, mientras que Brasil -que es el principal destino para las ventas externas del sector- atraviesa una severa crisis económica, por la que el año pasado se redujeron un 27 por ciento los envíos hacia ese país.
El año pasado Argentina vendió a Colombia unos 4.300 coches con un arancel del 16,1 por ciento. Para los fabricantes, con arancel cero se exportarían 20.000 pickups durante el segundo año del proyectado acuerdo, 25.000 el tercero y 30.000 el cuarto.
Hasta 2011 Argentina tenía un superávit comercial con Colombia que superaba los 1.500 millones de dólares. Desde entonces -con restricciones a la importación- el monto se redujo a 400 millones de dólares.