EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Arrancó la primavera económica? Sector por sector, cómo es su evolución

a temperatura sube y distintos índices económicos comienzan a aflorar mostrando signos de recuperación. Qué rubros serían los más beneficiados en la última parte del año.

La primavera arrancó y en algunos sectores de la economía comienzan a vislumbrarse signos de recuperación. Al ritmo del aumento de las temperaturas algunos datos acrecientan el optimismo que no había durante el primer semestre.
En la primera mitad del año de acuerdo al INDEC, el Producto se contrajo un 3,4% anual, acumulando un retroceso de 1,7% en el año. Además, la caída del consumo privado, el menor impulso fiscal y la demora en la inversión privada (especialmente en la construcción) marcaron la cancha del primer semestre, destaca la consultora Management & Fit.
En tanto, el segundo semestre no arrancó de la mejor forma. Por el lado de la oferta, la mayoría de los sectores productivos no muestran una performance alentadora. Según OJF el nivel de actividad se contrajo un 5% en julio, con caídas en 9 de los 11 sectores relevados.
Sin embargo, los primeros datos de agosto sugieren que la actividad estaría tocando un piso. De acuerdo a la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las ventas minoristas cayeron un 6,7% en agosto, promediando un retroceso de 6,6% desde enero pasado. Si bien esta fue la octava caída consecutiva en el año, la magnitud de la baja se ha ido suavizando en los últimos tres meses (había sido de 9,8% y 8,1% en junio y julio, respectivamente).
“El último cuarto del año esperamos que comiencen a haber números más positivos, sobre todo para el sector agropecuario y de la construcción”, destacó el economista Nicolás Alonzo de la consultora Orlando Ferreres y asociados en diálogo con Cronista.com.
“En la construcción comenzamos a ver signos positivos con los permisos de construcción, por lo que a futuro son proyectos que van a tener que madurar. Además el último cuarto de 2015 se notó una baja en este sector, por lo que la comparación con este año tendrá un piso más bajo y se notará más el crecimiento”, agregó el economista.
“A su vez, los datos del mercado automotriz lucen más promisorios”, agregaron desde la consultora. Según ACARA, los patentamientos crecieron un 24% el mes pasado, confirmando un crecimiento de 8,7% en 2016. Las promociones y facilidades de pago permitieron sostener cierto dinamismo en este mercado. Por su parte, el segmento de vehículos usados sigue en baja pero la magnitud de la caída fue sustancialmente menor en agosto que en los meses anteriores (-8% frente a -24% de julio y -30% de junio).
Por su parte, las estadísticas ligadas a la inversión están en la misma sintonía. De acuerdo a la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland, los despachos de cemento con destino al consumo interno crecieron por primera vez en el año. Además, la reactivación de la obra pública y la inversión privada impacta directamente sobre la construcción y la economía en general. En rigor, el sector emplea un 7,5% de los trabajadores sólo considerando el sector privado registrado (de los cuales 60 mil puestos se perdieron durante la recesión) e impulsa la actividad sobre sectores conexos.
“La industria alimenticia también mostrará una recuperación en los últimos cuatro meses del año, sobre todo las empresas vinculadas con la actividad agropecuaria”, sostuvo Alonzo. “A esto hay que agregarle la evolución positiva que también se espera para la industria”, agregó el economista.
“La reactivación se confirmaría a medida que transcurran los meses. El nivel de actividad se recuperaría gracias a la reversión de los mismos factores que causaron la recesión. Por un lado, la desaceleración inflacionaria permitirá una parcial recuperación de los ingresos familiares. De hecho, más allá del efecto tarifas, los datos de agosto fueron favorables en este aspecto y los de septiembre no son muy diferentes (aunque sería esperable algún rebote), mientras que los últimos sondeos publicados por la UTDT ubican las expectativas de inflación en torno al 20% anual, su nivel más bajo desde principios de 2010”, destaca el informe de Management & Fit.


cronista