Operativo de "faena en negro" Nación y Provincia distribuirán en instituciones sociales carne confiscada apta para consumo


A partir del comienzo de la gestión actual se impulsaron nuevos controles para garantizar el traslado y el cumplimiento de la comercialización de alimentos con certificados requeridos. En Buenos Aires, la confiscación de los productos que estén en buen estado pero no cumplan con la normativa solicitada para los procesos de comercialización, serán destinados a instituciones de bien público.

El Ministerio de Agroindustria que dirige Ricardo Buryaile y el bonaerense, de Leonardo Sarquís, trabajan en conjunto para entregar a comedores sociales, la carne decomisada que no cuente con autorización comercial.
Cumpliendo con esta iniciativa la semana pasada se interceptaron 47 medias reses en la localidad de Ranchos. De forma coordinada se retiró la carga y se asignó a distintos comedores de la provincia: Parroquia Inmaculada Concepción de la Medalla Milagrosa, Parroquia Nuestra Señora de la Esperanza, Capilla Asunción de la Virgen, Sueños de Amor y, Cadena.
"Transparentar la cadena de carnes es necesario para que el mercado tenga el funcionamiento legal que corresponde, sin competencia desleal. En este caso, vimos con el ministro Sarquís que además de avanzar con el cumplimiento de la ley, por medio de donaciones podemos colaborar con instituciones que necesitan asistencia. Si bien estamos trabajando para que todos tengan el plato de comida en su mesa, desde nuestro lugar comenzamos con este aporte", comentó Buryaile.
Por su parte, el ministro bonaerense, aseguró: "Nuestro compromiso con elevar los controles sanitarios y transparentar la cadena de las carnes es una prioridad. El trabajo en equipo que llevamos adelante con el ministro Buryaile y sus colaboradores desde el inicio de nuestras gestiones, se profundiza aún más al pensar en el bienestar de todos".